Un paso más allá para el emprendedor: la interdependencia

la-interdependencia

Al momento de dejar nuestro trabajo como empleado para iniciar un negocio propio, pensamos que pasamos a ser inmediatamente independientes. La independencia, ese logro tan añorado, se convierte en nuestro móvil para emprender. La verdad es que iniciar un negocio no lo convierte en independiente. O, por lo menos, no debería ser la característica principal de un emprendedor. Una de las funciones principales de un emprendedor es construir redes, es decir, forjar su rumbo como interdependiente.

La interdependencia no significa permanecer sujeto a las reglas de un jefe. Tampoco implica una variante de ser independiente. Como todo fenómeno económico, nuestro negocio no solo dependerá de nuestra fuerza de trabajo y capacidad como estratega. Existen muchas redes conectadas para que el negocio salga a flote. Saber trabajar por cuenta propia, no significa desligarse del mundo. Por el contrario, hay que saber trabajar de la mano con nuestros colaboradores, proveedores, mercado, e incluso, con nuestra competencia.

Lograr la interdependencia significa ir en el camino siguiente:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  • Tener compromisos éticos sólidos.
  • Colaborar con compañeros dentro y fuera de la empresa.
  • Ofrecer productos de calidad al mercado.
  • Hacer buen uso de los recursos disponibles.
  • Velar por un comercio justo.
  • Pensar en el beneficio conjunto y no en la destrucción de la competencia.

¿Cuántas de estas pautas está siguiendo actualmente? El hecho de que haya sido el generador de una idea de negocio, no lo convierte en un dios. Para que esa idea de negocio logre plasmarse en un modelo concreto, tendrá que recurrir a la colaboración de muchas personas, que tengan sus mismos objetivos y fines. Solo cuando dicha organización logre confluir esfuerzos en una sola dirección, el negocio se mantendrá a flote.

Recuerde, además, que hay otros emprendedores con los mismos sueños en el mercado, los que suele llamar como competencia. La competencia hace que nuestro negocio se fortalezca. ¿Cómo? Nos convoca a esforzarnos más y a buscar dar mayor valor agregado a nuestra cadena productiva. ¿Cómo puedo mejorar?,  ¿qué debo hacer para convertirme en líder?, ¿hay algo en lo que estoy fallando?, son algunas de las preguntas que nos hacemos cuando vemos un panorama muy variable en el mercado.

Continúe su lucha por ser independiente, pero nunca olvide cultivar relaciones armoniosas con su entorno. No son solo “ellos”, en realidad debe acostumbrarse a decir “nosotros”. Esos “nosotros” (colaboradores, proveedores, clientes y competencia) que nos ayudarán a lograr la interdependencia necesaria para el crecimiento de la empresa.

Vía: “Claves para emprendedores”

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario