¿Eres una persona agradable o no? ¿le caes bien a la gente?

Si se quiere sobresalir en el trabajo, hay que ser una persona agradable, porque si a la gente no le agradas, no van a confiar en uno y ciertamente no se logrará obtener la promoción deseada en la empresa.

Mucha gente piensa que “caer bien” y tener simpatía es sólo una cuestión de personalidad. O eres una persona agradable o no lo eres. Pero esto está más alejado de la verdad: la simpatía no es la personalidad; es el carácter y comportamiento.

Y es la forma como se elige para relacionarse con otras personas: cuando uno es agradable y se cuenta con actitudes atractivas y las habilidades para el puesto laboral, todos querrán trabajar con esa persona.

Y como señala Janine Popick, fundadora de VerticalResponse, en un artículo en el sitio web Inc.com, hay dos estilos personales que la gente utiliza para trabajar. Entonces, al ser una persona agradable también abrirá muchas puertas en la vida profesional.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


¿Se puede ser una persona agradable?

Popick cuenta que su empresa solía tener un vicepresidente que mostró tener “dos caras” en su personalidad.

“Aparentemente, era una persona amante de la diversión, y su equipo al parecer le gustó; era el alma de la fiesta, pero al final, todo fue una mentira. Descubrimos que tenía un carácter negativo con su equipo de vendedores que dejaron un mal sabor para cualquier proveedor que deseaba tratar con nosotros. Mintió y criticó a su equipo y cualquier persona a su alrededor. Las grandes personas tenían miedo de hablar, así que fue despedido. Podía ser una persona agradable, pero ¿era bueno? De ninguna manera”, señala Popick.

¿Eres agradable?

Luego Popick puso como ejemplo el caso de una mujer que fue contratado peses a su poca experiencia laboral en el área que fue designada.

“Sabíamos que definitivamente podríamos enseñarle. Ella estaba motivada, y sabíamos que la gente a su alrededor le gustaría trabajar con ella. Resulta que ella era muy agradable para trabajar, y su equipo la estimaba muhco porque ella les fomentó, los escuchaba y los ayudaba a superar sus obstáculos. Ella, entonces fue una persona agradable”.

¿Lección aprendida? Contratar a una persona que sea  agradable y tenga aptitud.

Vía: Inc.com
Foto: Getty Images

Artículos Relacionados

comments