Camino al éxito: el decálogo del emprendedor

emprendedores

¿Quieres ser emprendedor? ¿Te cansaste de trabajar para otros?, ¿ya no soportas esa horrible corbata que tienes que ponerte cada mañana? o quizá, ¿crees que ya es hora de poner en marcha ese sueño que tenías desde hace un tiempo? Sabemos que el camino no será fácil. Un gran cambio se avecina en tu vida. Son muchos los consejos y advertencias que te darán tu familia y conocidos. Nosotros también te damos estos tips en nuestro decálogo del emprendedor.

 1. Sé valiente y resiste las adversidades

En el mundo del emprendimiento las cosas son más complicadas. Si fallas, insiste o ve nuevas posibilidades, nuevos caminos. Lo más importante es que no desistas. Si trazas un objetivo, manténte firme. Saliste de zona de confort, dejaste atrás tu sueldo mensual en un empleo promedio por perseguir un sueño. Sólo depende de ti mantenerte en esa línea y lograr el éxito. No busques excusas, será el resultado de tu esfuerzo constante.

2. Planifica con visión

Ten visión a futuro. Traza tus metas. Haz un plan detallado de lo que quieres hacer, cómo quieres hacerlo, quiénes intervendrán en los procesos, en qué tiempos, qué lugares necesitarás. Piensa qué es lo que quieres hoy para tu mañana, con eso podrás saber hacia donde caminar.

3. Conserva y cultiva los valores

Los valores que tengas se verán reflejados en tu emprendimiento, por lo que formará un todo, una imagen hacia la gente. Sé coherente con esto. En este mundo que está cada día más desorientado en cuestiones de valores, tú puedes ser un elemento de reeducación. Trabaja con honestidad, eficiencia, perseverancia, responsabilidad, colaboración, creatividad, disciplina, gratitud, respeto, pensando en que tu principal fin no es el dinero, sino el servicio a los demás. Lo que tu practiques lo transmites a tus colaboradores y a tus clientes.

4. Dedícate a algo que te apasione

Como dice un sabio dicho, “escoge hacer algo que te apasione, así no tendrás que trabajar ni un solo día”. Entonces, persigue ese sueño por el que siempre tu cerebro y tu corazón te guían. Esfuérzate y quiere aquello que haces. Con esa fuerza, nunca te rendirás.

5. Ahorra e invierte

Deja de hacer gastos pequeños sin pensar, revisa bien qué es lo que posees, ahorra para que optimices esos recursos económicos. Haz un plan adecuado para que tengas una reducción máxima de los costos de producción y operación. Visualiza tu meta y pregúntate siempre antes de comprar algo, ¿realmente lo necesito?

6. Sé creativo, innova

Como decían en una antigua serie de dibujos animados: “ve más allá de lo evidente”. Analiza y aprovecha esas oportunidades que otros ojos no ven. Piensa en nuevas formas de satisfacer necesidades, encontrar soluciones a problemas y a generar cambios.

7. No dejes de aprender

La experiencia, las fallas, las caídas serán tus mejores maestros, sin embargo toma tiempo para capacitarte, ya sea de manera autodidacta o tomando algunos cursos relacionados a tu giro de negocio. Esta oportunidad de conocer a otras personas que están en la misma cancha que tú, te ayudará a abrir los ojos hacia nuevas cosas, a aprender de las experiencias de otros y a armar una red de contactos que quizá puedan ayudarte en tu desarrollo.

8. Formalízate

Andar como ambulante no es la voz. Si quieres emprender, será bueno que empieces desde lo legal. Averigua cómo constituir tu empresa, aprende sobre los trámites que necesitas a través de la Sunat, Sunarp, Indecopi y otras instituciones que serán tus aliados. No te quedes estancado en la informalidad.

9. Sé responsable

En un emprendimiento, tú eres la cabeza, el responsable. Tú mismo depende de este trabajo, de la generación de dinero para tu sustento y el de tus colaboradores y sus familias. Así que piensa no sólo en tí, sino también en los demás. Sé responsable en cada paso que das. Como dijo el abuelo a Peter Parker: “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. El ser independiente en lo laboral, ser una fuente de ingresos, dar trabajo a otras personas, todo eso es un gran poder. No desperdicies energías sin conocer tu verdadera responsabilidad.

10. Confía

Por último, pero también muy importante: Confía en tí. En lo que sabes hacer, en lo que puedes hacer y lo que puedes lograr. Tienes que mentalizarte y saber que sí lo puedes lograr, que sí vas a alcanzar tus metas trazadas. El optimismo, la buena energía mental es poderosa.

“Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Si tienes un sueño, tienes que protegerlo. Las personas que no llegan alto te dirán que seas igual que ellas. Si quieres algo, ve por ello y punto.” – Chris Gardner (Película: En búsqueda de la felicidad)

 ¿Estás listo para emprender?

Vía: Bordes.org, Blog Pucp

Deja un comentario