Lo bueno, lo malo y lo feo que tienen los negocios familiares

Lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-que-tienen-los-negocios-familiares

Se habla mucho de que normalmente un negocio familiar debería de convertirse en un modelo por medio del cual sería mucho más fácil construir una empresa. Sin lugar a dudas te puedes imaginar que tus padres, hijos, hermanos, etc… deberían de terminar convirtiéndose en tus mejores aliados en un negocio, sin embargo no siempre es así y a continuación te queremos hablar un poco de lo malo, lo bueno y lo feo de un negocio familiar.

Lo bueno de los negocios familiares

–        Es posible tener objetivos comunes de forma más fácil.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




–        Hay más compromiso de los gerentes o jefes

–        Una de las más grandes fortalezas es la confianza que se tiene

–        Las finanzas se manejan de una forma más consciente

–        La expansión del negocio se puede hacer un poco más fácil esto gracias a que algunos familiares pueden tener la disponibilidad de tomar nuevos retos.

–        Se puede tener trascendencia generacional de forma más fácil.

Lo malo de los negocios familiares

–        Al no tener el cuidado correcto se puede caer en la falta de diversificación

–        Si no se tiene confianza en un familiar para desempeñar alguna posición en específico, se puede caer en un problema muy grande de desconfianza.

–        El negocio en si corre riesgos al elegir a familiares por la buena relación que se tiene con ellos en lugar de por su capacidad.

Lo feo de los negocios familiares

–        Los negocios familiares pueden decaer cuando llegan hasta una tercera generación y esta no sigue los mismos objetivos que tenían sus antepasados.

–        Este tipo de negocios son vulnerables a que hayan pleitos y problemas

–        Los problemas que se dan entre familia también pueden ser trasladados hacia el negocio y convertirse en problemas empresariales.

comments

Autor entrada: Equipo Pymex S

Deja un comentario