Pasos para llevarte bien con tu jefe

llevarse-bien-con-el-jefe

Puede que tengas un jefe autoritario, comunicativo o inclusive molesto, pero una cosa es cierta: necesitas llevarte bien con él para sobrellevar tu rutina diaria en el trabajo, después de todo es uno de los lugares en donde pasarás la mayor parte del día. La clave para mantener un buen clima es buscar el bienestar y la comunicación, tienes que hacer el esfuerzo por lograr un entendimiento con tu jefe, esto les permitirá a ambos expresar sus ideas y salir adelante en conjunto: indispensable para conseguir el éxito como organización.

¿Estás haciendo lo correcto para llevarte bien con tu jefe? ¿No tienes una buena relación con él? Te compartimos estos tips para mejorar la relación laboral con el superior de trabajo.

  • Los jefes tienden a llevar a cuestas bastantes responsabilidades y preocupaciones, al fin y al cabo son seres humanos y pueden estresarse y manifestarlo en el trabajo. Si esto sucede a menudo en el ambiente laboral trata de que no afecte tu productividad y desempeño, de ser así quizás deberías buscar nuevas opciones.
  • Cuando de establecer relaciones se trata la el lenguaje corporal y actitudes que tomes dicen mucho. Saluda amablemente, sé cordial y muéstrate tranquilo al toparte con el jefe.
  • Para llevarte bien con tu jefe entiende que es parte de su trabajo guiarte y si es necesario llamarte la atención, no lo tomes muy a pecho, ya que como tú quiere que se logren los objetivos de la empresa y él es el máximo responsable.
  • Es mejor no quedarse con la duda, tu imagen profesional y resultados están en juego. Si no tienes las respuestas concretas acude a tu jefe y pide ayuda, así evitarás cometer errores y no convertirte en un factor de reproche para tu jefe.
  • Un jefe valorará tu honestidad, si no puedes hacer algo por falta de tiempo explica las razones y argumenta con profesionalismo. No digas que sí a todo ya sea para trabajo o en puntos de vista, si estás en desacuerdo fundamenta tus ideas de manera adecuada.
  • Los jefes aprecian a los empleados que toman riesgos, proactivos, que no temen en expresar nuevas ideas para el negocio, productivos. Si te quedas sentado esperando por instrucciones o dejas que los demás hagan el trabajo más duro no esperes caerle bien a tu superior del trabajo.
  • Tu nivel de profesionalismo en los proyectos y trato con los demás denotarán tus capacidad y potencial para bien de la empresa. Mantén una relación de respeto con tus colegas, aprende a trabajar en equipo, puede que alguien esté tomando nota de tus capacidades.
  • Para llevarte bien con tu jefe toma la iniciativa, no seas molesto ahórrale el trabajo: sé honesto, mantén la puntualidad, trabaja con alegría, sé proactivo, no esperes que te digan qué hacer. Haz un análisis de ti mismo e identifica si el problema eres tú, si es así empieza a mejorar tus fortalezas.
  • Utilizar la inteligencia emocional, la base de toda relación es la comunicación, por eso es importante expresarse de forma clara para que todos logren sus objetivos en conjunto. Cuando tengas que realizar un trabajo no solo te enfoques en lo que se te pide, entiende también un poco sobre cómo se siente el jefe.
  • Cuando no estés de acuerdo con algo evita el impulso y las típicas conductas agresivas para defender tu punto de vista, ya que este tipo de actitudes te harán ver como una persona con la que no se puede trabajar. Gritar, dejar el trabajo en señal de protesta y dar respuestas groseras en vez de ayudar a mejorar tu relación con el jefe solo fomentará a la desunión.
  • Saber diferenciar lo personal de lo laboral, puede que tú y tu jefe tengan afinidad de caracteres, sin embargo en la empresa se marcan las diferencias aborales, si surgen conflictos por el trabajo deja de lado la amistad y compórtate como un profesional
  • ¿Cómo un jefe podría confiar en alguien que no llega temprano o no entrega los trabajos a tiempo? Este tipo de actitudes generan desconfianza, ya que podrían asociarlas con la entrega de resultados, tu superior puede pensar que no serías capaz de asumir cargos o responsabilidades de mayor importancia.
  • Evitar el exceso de confianza para llevarte bien con tu jefe, ya que de surgir algún conflicto laboral puede volverse una situación difícil, además que resulta peligrosa para mejorar el nivel de productividad. La relación jefe-colaborador se basa en comunicación y respeto.

Vía: negocios.uncomo y vistamagazine

foto:buscotrabajoseguro

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.