¿Por qué las grandes ideas nos llegan en la ducha?

ideas

Quizás alguna vez nos ha pasado. Uno está en la ducha y llega la inspiración, pero luego del baño uno ya no puede recordarlo.
A veces se tiene éxito, otras veces, tal vez no, pero ¿por qué la ducha se convierte en un lugar de inspiración?

Relajados para las grandes ideas

Habría que pensar primero por qué la inspiración y las grandes ideas nos llegan en la ducha. La respuesta es porque nos encontramos más distendidos y es en esos momentos en que se activa una zona del cerebro asociada a la creatividad.

Son regiones del cerebro que solamente se activan cuando estamos relajados o “desconectados”, es decir cuando sentimos la necesidad de dormir o tomar un baño, pero cuando queremos escribir las ideas que llegan como por arte de magia se activa de inmediato la zona TPN (task positive network), que es un área relacionada con las actividades que requieren atención.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Es por ello que cuando se hace una actividad monótona, relajada y simploe (como pasear, conducir un auto, observar un paisaje) las «ideas geniales» emergen de la profundidad de la psique. Sin embargo, al coger un lápiz para escribir “racionalmente” las ideas, estas parecen diluirse entre nuestras manos como si fuera agua.

Para los especialistas, el culpable es la «red neuronal por defecto», que es un proceso que se activa cuando el cerebro se cooca en «desconexión». Por ello que cuando más exigimos al cerebro en el trabajo, por ejemplo, se activa el área del «task positive network (TPN), como mencionamos anteriormente.

Soñar despiertos

Esta «red neuronal por defecto» es la que permite que soñemos despiertos . Una actividad que comienza en la corteza prefrontal, el lóbulo parietal inferior, la corteza cingulada posterior, la corteza temporal lateral, la corteza prefrontal dorsomedial y el hipocampo, y su mal funcionamiento influye en el desarrollo de enfermedades como el Alzheimer, el autismo o la esquizofrenia.

Este proceso, llamado «default mode», se empezó a conocer en el 2001 gracias el doctor Marcus Raichle. Antes de sus descubrimientos se pensaba que el cerebro en “descanso” consumía menos energía que en su máxima actividad. Luego de sus avances ahora se sabe que el consumo de energía solamente se reduce un 5%, ya que el cerebro nunca deja de crear.

Si se observa por medio de una a través de una resonancia magnética, la tal “red neuronal por defecto” se ve como una onda que fluctúa una vez por segundo. Y se mueve más cuanto más el cerebro se encuentra en reposo. De esta forma, si a uno se le obliga a pensar en una tarea, la red se desactiva.

Pero esta función del cerebro no es una maravilla. No sirve con esperar sentados y relajados hasta que se aparezca las geniales ideas. Aunque, recordando las historias, el «Eureka» que Arquímedes exclamó surgió durante un baño de relajamiento.

Beneficios de la ducha

Al margen de las buenas ideas que puedan surgir tomando una ducha, si se hace de manera diaria tiene grandes efectos positivos sobre la salud, no solamente como medida de higiene, sino como un energizante natural.

De acuerdo a la Universidad de California, un baño de agua fría por la mañana ayuda a combatir la la ansiedad y la depresión donde los especialistas recomiendan hacerlo siempre con agua templada.

– Un chorro de agua fría en las piernas y los pies hace que las venas se contraigan y se active la circulación sanguínea.

– Tonifica y revitaliza los músculos y la mente. Mientras que el agua tibia es la mejor aliada contra la fatiga mental y el dolor de piernas.
– Con una buena ducha el cuerpo empieza a generar glóbulos blancos fortificándose contra la gripe, resfriados y asma.

– Ayuda para realizar el mejor trabajo físico o mental, además que nos ayuda a estar más alerta y despejado durante el día.

– Previene la calvicie al estimular el cuero cabelludo, donde la corriente sanguínea se excita vigorizando los vasos sanguíneos lo que fortalece la capa superior del tejido.

– Si se practica meditación antes de tomarse una ducha, el estado mental será más sereno y controlable.

– Acelera el metabolismo lo que ayuda a eliminar la grasa acumulada y toxinas.

– En el caso de los hombres, un baño de agua fría estimula los testículos mejorando la calidad y producción de espermatozoides.

En tu caso,¿alguna vez has tenido una idea que nunca lo hayas tenido antes mientras estuviste duchándote?

Vía: lifehacker
Foto: coolradioho

comments

Autor entrada:

Deja un comentario