¿Por qué trabajar por proyectos y no por tiempo?

trabajar-por-tiempo

Los horarios diarios de 8 a 10 horas dominan el panorama laboral. Pero, ¿hasta cuándo? La aparición de los freelancers durante las dos últimas décadas ha puesto en debate el llamado “empleo estable”.

Es, quizás, el momento de que aparezca una hornada de profesionales que comiencen a laborar por proyecto y no por tiempo. Aquí enumeramos algunas de las ventajas de este tipo de trabajo tanto para que el que oferta su fuerza laboral como para los empleadores:

Ventajas para el trabajador

  • Puede laborar sin restricción alguna, es decir, en la empresa que mejor se adapte a sus necesidades.
  • Disposición libre de su tiempo, pues ya no necesita cumplir horarios de 8 a 10 horas diarias. Él mismo determina cuántas horas de su día serán necesarias para cumplir con el proyecto encomendado.
  • Posibilidad de trabajar desde la comodidad de su hogar (para determinados tipos de proyecto).

Lee también: Es mejor trabajar por proyectos o en exclusiva dedicación

  • No se verá obligado a realizar tareas que le resultan enojosas de cumplir. En cambio, un empleado “normal” tiene que hacer las tareas que le pide su jefe por temor a ser despedido.
  • Menos impuestos laborales en comparación a la de un trabajador en planilla. Esto quiere decir, menos descuentos al momento de hacer efectivo una factura.

Ventajas para el empleador

  • Menores recursos físicos invertidos, pues es probable que los trabajadores que laboren por proyecto lo hagan desde sus propias casas u oficinas.
  • Menor desembolse por tema de impuestos.
  • Posibilidad de descartar el resultado final de un proyecto si éste no cumple con sus expectativas. En el caso de los trabajos realizados por sus empleados, si salió mal es ya dinero perdido.
  • Mayor rentabilidad para su negocio, al utilizar los servicios de un profesional determinado sólo para los momentos que él necesite.

Entonces, ¿por qué no todos trabajan por proyectos?

Lo mencionado nos llevaría a concluir que el trabajar por proyectos es lo ideal para las empresas y profesionales, sin embargo, la mayoría de empleos en países como el nuestro son de tipo dependiente.

Esto es como si tú fueras una autoridad universitaria y eligieras contratar un docente a tiempo completo, cuando en realidad no lo necesitas (salvo que deseas que realice investigación a favor de tu institución). La figura del docente a tiempo parcial es ideal para el empleador, puesto que únicamente pagarías por las horas de servicio prestadas, y para el docente, pues puede continuar su carrera profesional de manera normal.

Es cierto, aún no hemos dado la razón detrás del escaso valor que le dan al trabajo por proyectos en nuestro entorno. El factor oculto es la “seguridad”. Los empleados temen el trabajar por proyectos por temor a quedar descartado al quedar en evidencia su falta de capacidades, a pesar, que pueden ganar más que como un empleado de tiempo completo.

Y por su parte, los empleadores temen que estos profesionales “por proyecto” terminen brindando información a sus competidores sobre los avances de su negocio.

Cuéntanos tu experiencia, ¿trabajas actualmente por tiempo o por proyectos?

Vía: lavoztx.com / expansion.com
Foto: huffingtonpost.com

Artículos Relacionados

comments