10 cosas que las personas exitosas hacen durante la primera hora de trabajo

Las decisiones que se toman al llegar a la oficina marcan el ritmo del resto del día. Los buenos profesionales saben gestionar sus mañanas. Aprende aquí cómo hacerlo.

empleados-productivos

Para la gran parte de profesionales es crítica la primera hora. Y es que las decisiones que se toman al llegar a la oficina marcan el resto de la jornada y tienen un impacto directo sobre la productividad.

Sobre este tema, Lynn Taylor, autora del libro Tame Your Terrible Office Tyrant, experta en organización empresarial, señala que las personas exitosas entienden la importancia de controlar sus mañanas y sabe cómo usar ese tiempo sabiamente y son capaces de desterrar cualquier distracción en su primera hora para centrarse en lo que realmente importa.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Al respecto, y para seguir estos buenos hábitos de productividad, te ofrecemos ciertas cosas que la gente de éxito hacen apenas llegan al trabajo.

1. Saludan

Los buenos empleados aludan a sus compañeros al entrar en la oficina mostrabndo empatía lo que ayuda a construir un clima de camaradería. Además, si el clima es agradable en las primeras horas del día aumentará la productividad de todo el equipo de trabajo.

2. Piensan antes de actuar

Antes de compenetrarse la trabajo, los buenos ejecutivos saben reflexionar para tener en consideración los objetivos a largo plazo con el objetivo de priorizar mejor las tareas. Por ello se toman los primeros minutos del día a temas estratégicos.

3. Repasan su agenda y la actualizan

No hay que agobiarse al llegar al trabajo, pero es importante repasar las citas y tareas que se tienen pendientes. Y si no se tiene ese hábito, la ansiedad acompañará todo el día; asi que es importante tener planificado el resto del día para hacer los cambios necesarios en la agenda. “Sin un plan no se puede gastar el tiempo sabiamente, pero los planes deben ser adaptables”, asegura Taylor.

Te puede interesar: 10 cosas que hacen las personas diurnas que los hacen diferentes

4. Abordan los proyectos más difíciles

En la primera hora del día, hay que abordar el trabajo más difícil que se tenga entre manos para evitar que se esté todo el día dándole vueltas al asunto.

5. Evitan el conflicto

Es importante realizar todas las tareas a su debido tiempo. Si se tiene algún conflicto entre manos con los compañeros o el jefe es mejor dejarlo pasar durante las primeras horas de la mañana; así que es mejor esperar unas horas, hasta que todo el mundo se haya relajado, lo que ocurre normalmente después del almuerzo.

6. Escriben

En casi todos los trabajos se tiene algo que escribir en el día a día por lo que e sun buen hábito productivo para anotar las ideas que puedan llegar a la mente en eso momento que podría olvidarse después para efectos de mejorar la labor en la oficina o la llegada de nueva sideas productivas.

7. Echan un vistazo al correo

Muchos aseguran que no se debe mirar el correo a primera hora del día porque distrae demasiado, pero Taylor cree que es imposible no estar atento a los correos. Por ello recomienda que chequear el correo, pero sin detenerse mucho tiempo en él para saber cuáles son los correos importantes y cuáles pueden leerse después.

8. Evitan las distracciones

La primera hora del día es la de mayor concentración, pero también la más propensa a tener diversas distraciones. Toda oficina tiene sus chismorreos, y es muy difícil no entrar en ellos, pero es mejor que se lo deje para otro momento. Los buenos profesionales saben cuando están yendo demasiado lejos con esstas cosas.

9. No convocan reuniones

Si hay algo que se debe evitar a todo costa a primera hora de la mañana son las reuniones. A no ser que se tenga que tratar un asunto de extrema urgencia, las reuniones deben convocarse a última hora de la mañana o, mejor aún, por la tarde.

10. Se relajan

Esto es difícil, pero las personas más exitosas son capaces de mantener unos minutos de calma antes de entrar de lleno en faena. Solamente basta con guardar unos minutos para respirar y relajarse lo que ayudará a tomar las mejores decisiones.

Vïa: El Confidencial