10 efectos positivos de la inteligencia emocional para tu empresa

Las emociones bien direccionadas en la empresa es sin lugar a dudas una energía positiva que debe ser tomada en cuenta por los líderes.

En un mundo empresarial cada vez más complejo y cambiante las organizaciones necesitan personas emocionalmente inteligentes para liderar los cambios respondiendo con agilidad y creatividad.

En ese sentido, Iranzu Goicoechea, profesora de la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico, da a conocer los efectos positivos de cultivar la inteligencia emocional (IE) en las organizaciones.

1. Mejor clima laboral

La inteligencia emocional favorece que las personas se sientan valoradas y cómodas en el trabajo, y por tanto más plenas y relaciones laborales de mayor calidad, lo que las hace más responsables y autónomas.

2. Mayor contribución

Cuanto mayor IE, más las personas se sienten en una relación de igual a igual con la empresa. Lo que hacen tiene más sentido para ellas y dan lo mejor de sí porque ven el éxito de la empresa como propio.

3. Mayor compromiso de los trabajadores

Una organización con IE hace que la gente sienta que es tomada en cuenta, lo que disminuye el absentismo y la rotación de personal e impulsa la motivación y la lealtad a la organización.

4. Mejor orientación al cliente

En una organización emocionalmente inteligente, el cliente pasa a ser el centro de la organización, se escucha su opinión y se mejora su satisfacción, lo que dispara la competitividad y capacidad de innovación de la organización.

5. Mayor productividad

Lo dicen los estudios. Un trabajador motivado y contento es hasta 2,5 veces más productivo que uno que no lo es La IE ha demostrado ser un predictor dos veces más efectivo del desempeño de un directivo que el Coeficiente Intelectual (IQ). Los comerciales que con alta consiguen vender hasta un 50% más que los de bajo IE.

6. Mayor liderazgo

Los grandes líderes destacan por su in IE y su contribución a los beneficios es un 34% mayor. Además tienen más posibilidades de tomar mejores decisiones, comprometer e influir de forma más efectiva y retener el talento.

Te puede interesar: 5 claves para manejar la inteligencia emocional y tener éxito en los negocios

7. Mejores equipos de trabajo

Una organización con buena IE genera equipos focalizados en la necesidad del cliente que actúan con gran autonomía y responsabilidad, en estrecha relación con éste, reduciendo drásticamente la incertidumbre y mejorando la calidad y cantidad de soluciones que le proporcionan.

8. Mejores relaciones

Con la IE se gestiona de forma más efectiva los problemas que puedan surgir y se mejora la comunicación de los colaboradores. Las personas pueden expresarse de forma clara y se pueden solucionar conflictos con mayor facilidad. Además se sabe mantener la serenidad bajo presión lo que aumenta el bienestar y disminuye el estrés.

9. Mejor identificación y retención del talento

Se orienta a sus trabajadores. Quiere que éstos se sientan en casa y les permite una mayor libertad y autonomía lo que fomenta el optimismo hacia el futuro y el florecimiento de nuevas habilidades como la creatividad la innovación. A cambio los buenos trabajadores se emplean en cuerpo y alma en desarrollarse y desarrollar a la organización.

10. Mayor adaptabilidad al cambio

Hay una mayor adaptabilidad a los procesos de cambio, porque se sabe manejar entre emociones y sensaciones como el miedo y la incertidumbre.

Vía: Gestion

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados