10 trucos sencillos para aumentar tu creatividad

aumentar la creatividad

Muchas veces resulta muy frustrante no tener creatividad. Y es que, por mucho por esforzarse con dar con la idea perfecta, hay días en las que las ideas están en fojas cero.

Y este estancamiento mental puede convertir en un auténtico tormento cuando el trabajo depende de ello. Así que te ofrecemos 10 sencillos trucos que pueden contribuir a aumentar tu concentración, productividad y, lo más importante, tu creatividad.

1. Buscar nuevas experiencias

Hay que apuntarse a clases de algo, leer más, conocer otras culturas o idiomas, establecer nuevas relaciones, etc. Adquirir nuevas habilidades y conocimientos garantizarán otra perspectiva muy ventajosa a la hora de desarrollar la innovación y llevarla trabajo creativo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


2. Meditar

Se trata de una práctica cada vez más extendida pues ayuda a la relajación tanto del cuerpo como de la mente. Además, la meditación ofrece múltiples beneficios a la hora de concentrarse permitiendo enfocarse en la resolución de un solo problema en vez de tratar de abarcar innumerables asuntos.

Te puede interesar: 8 hábitos que destruyen tu creatividad

3. Hacer descansos frecuentes en su trabajo

Pasar 8, 10 o 12 horas frente a la computadora y sentado en una silla entre cuatro paredes no resulta del todo alentador para aumentar la creatividad. Por ello que ante el estancamiento, es mejor dar un paseo, despejar la mente o tomar un café.

4. Llevar una libreta siempre a mano

Nunca se sabe cuándo, cómo ni dónde puede aparecer una idea por lo que será mejor tener una libreta a la mano para plasmarla y posteriormente perfeccionarla.

5. Acudir a la llamada de la naturaleza

La naturaleza es sabia y en ella se pueden hallar diseños, estructuras, arquitectura y colores que sirvan para nuestro trabajo creativo. A veces es solo cuestión de mirar las cosas más simples de lo que nos rodea.

6. Ponerse límites a la creatividad

Se ha establecido que la creatividad aumenta cuando nos encontramos con limitaciones y barreras y, sobre todo cuando éstas no son externas sino propias. Por lo tanto, imponernos ciertos límites, filtros o retos como el tiempo,etc puede ayudar a aumentar la calidad de las ideas.

7. Hacer un buen brainstorming

Las típicas lluvias de ideas se basan en una reunión en la que son pocos los que expresan sus ocurrencias en público por lo que, solo las ideas de los más rápidos son las que sobreviven. Para que esto no ocurra es mejor que ese brainstorming se haga sobre el papel para después poner en común el resultado.

8. Centrarse en desarrollar su creatividad

Aunque normalmente se piensa lo contrario, la creatividad es algo que se desarrolla con los años, no se trata de una cualidad innata a las personas. Por ello que este proceso requiere un esfuerzo y un trabajo constante que le permitan llegar a su objetivo.

9. Hacerse preguntas

La clave de las buenas ideas no reside en la respuesta final sino en la pregunta inicial. Es necesario dar con la pregunta correcta para que la solución sea la precisa para cada situación. Entonces se debe invertir  tiempo en explorar los conceptos a los que se enfrenta y situarse en diferentes ángulos para obtener nuevas percepciones.

10. Apartarse de la realidad

A veces, distanciarse de la realidad puede parecer complicado pero puede lograrlo de muchas maneras. Una de ellas es imaginar los problemas a los que se enfrenta desde la perspectiva de otras personas y cómo ellas resolverían la situación.

Vía: Marketing Directo
Foto: posicionamiento-webs.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments