13 ejercicios para romper el bloqueo creativo

¡Haz que tus “músculos” de la creatividad se estiren con estos sencillos y prácticos ejercicios.

Los grandes creativos de la historia fueron y son personas que supieron combinar muy bien los recursos y elementos que tenían a su disposición.

Por eso se debe combinar ideas, objetos, recuerdos o relaciones para encontrar inmediatamente un proceso cuyo resultado dependerá en gran parte de los elementos y del ingenio.

Por esta razón, para ser “más creativos” hay que ejercitar dos aspectos fundamentales del proceso: el primero reside en la capacidad de observación y percepción, la cual va a permitir tener más elementos a la hora de crear. El segundo es la destreza para combinar esos elementos.

En todo caso, si aún no sabés por dónde empezar, no hay que preocuparse. Estos sencillos ejercicios son un buen punto de partida:

1. Siempre se debe llevar consigo una pequeña libreta en la que se puedan hacer anotaciones, aunque también se puede utilizar el tablet o smartphone para escribir o grabar notas de voz para que no se te escape una sola idea. Nunca se sabes cuándo y dónde llegará la inspiración.

2. Hacer listas de todo lo que se ocurra, el orden en las cosas establece las normas para un trabajo creativo bien diseñado.

3. Escribir o dibujar aquellas ideas que se tiene en mente para darle forma. No importa si no se sabe dibujar, la idea es no dejar pasar ese momento de inspiración.

4. Salir a caminar de vez en cuando ayuda a ordenar las ideas, no todo es estar frente a la computadora o estar atento al celular mientras se pierde el tiempo en redes sociales.

5. Si la mente está en blanco, no hay que desesperarse. Dentro del proceso creativo esto es normal. Aprovechar entonces este tiempo para ir al cine, practicar un deporte favorito, o salir con los amigos, en una de esas llegará la Gran Idea.

Te puede interesar: Los 13 alimentos que debes comer si quieres elevar tu creatividad

6. Si se trabaja encerrado en una oficina de lunes a viernes, es recomendable hacer pausas. Darse al menos cinco minutos puede ser la clave para regresar a las labores creativas y operativas con más ganas.

7. Hay que escuchar nueva música que está al alcance de todos. Está científicamente comprobado que la música es una generadora de ideas, pues activa las emociones y es un disparador creativo increíble.

8. Hay pocas cosas tan mágicas como el olor del café por la mañana. Tomar una taza puede ser un gran estimulante si se hace durante las primeras horas del día.

9. No cerrar la mente a las ideas de los demás. Recuerda que, aunque se domine alguna disciplina, los conocimientos y experiencias de otro colega puede ser la pieza clave que complemente el proyecto o idea.

10. Hay que rodearse de personas que luzcan más como el futuro que se desea y no como el pasado, asegurarse que sean creativos y propositivos para que se pueda aprender de ellas.

11. La retroalimentación es un ejercicio que se debe practicar siempre, así se podrá girar en otras direcciones a tiempo. Las buenas opiniones son geniales, pero hay que aceptar las que no son tan buenas para saber en qué se falla.

12. El trabajo en equipo es crucial en la práctica de la creatividad; además de traer excelentes resultados, enseña a convivir con otras ideas distintas a las tuyas y genera una perspectiva más abierta.

13. Se debe recordar que la inspiración debe encontrarse mientras se trabaja, así que hay que mantenerse siempre activo en todo lo que se haga.

Vía: gestion.pe

Artículos Relacionados