3 trucos de cómo la gente exitosa encuentra siempre tiempo para “lo más importante”

En un artículo publicado en LinkedIn, un joven matemático hindú comparte tres consejos clave para terminar las tareas pendientes y aun tener tiempo libre para hacer lo que nos apasiona.

Seguramente más de una vez ha sucedido que se ha intentado estudiar un tema durante un día entero, incluso, algunas unas horas antes del examen, pero no se ha logrado entender del todo, y eso es frustrante.

Si esta situación resulta familiar, se podría haber experimentado la Ley de Parkinson. Pero, ¿quién era ese tal Parkinson y de qué trata su ley?

Parkinson fue un historiador británico (1909-1993) que destacó por la formulación de una serie de leyes que, según él, existen en las organizaciones y que atentan seriamente contra su efectividad y eficiencia. Precisamente, una de sus leyes más famosas es la Ley de Parkinson, que data aproximadamente del año 1958, y que, se resume en tres puntos:

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  1. El trabajo crece hasta llenar el tiempo de que se dispone para su realización, es decir, dilatamos las tareas hasta ocupar la totalidad de tiempo de que disponemos.
  2. Los gastos siempre aumentarán hasta cubrir todos los ingresos.
  3. El tiempo que dediquemos a cada actividad de nuestra agenda, será inversamente proporcional a su importancia.

Y si algunas personas que trabajan frenéticamente todo el día, haciendo frente a tareas urgentes, intentando cumplir con plazos, pero,  sin embargo, sus objetivos parecen tan lejanos. Por el contrario, las personas exitosas están haciendo todo lo que uno quisiera. Además, parecen tener más tiempo, en el papel, debería ser al revés, ¿verdad?

Precisamente, en una nota publicada en su página de LinkedIn, Vishal Kataria, un joven hindú que obtuvo la maestría en Matemáticas y es bachiller en de la Universidad de Panjab, se hace la pregunta de cómo logran estas personas encontrar tiempo para hacer lo que es importante.

Resulta que lo que los hace mejores es la autodisciplina y una astuta comprensión de dicha ley que solo conocen los privilegiados dentro del círculo de productividad.

Técnicas para usar la Ley de Parkinson

A continuación te mostramos aquellas tres estrategias para usar la Ley de Parkinson y aumentar la productividad, administrando mejor su tiempo en el trabajo y hogar, según Kataria.

1. Luchar contra el reloj

hay que saber que tener “plazos realistas” tienen un inconveniente fatal. Y es que la mente subconsciente lo toma con calma. Pronto, el ‘ir con calma’ se convierte en un monstruo mental completo. Los plazos se acercan. La vida se convierte en infierno.

¿La solución? Acortar la fecha límite, pero hay que ser audaz y reducirla a la mitad, no se alcanzará el (mejor) resultado en la mitad del tiempo. Después de todo, la Ley de Parkinson es una observación, no la varita de Harry Potter.

Una vez finalizada la tarea, examinar qué funcionó y qué no. Sacar lo que no sirve, repetir esto varias veces. Así se descubrirá el tiempo óptimo para completar las tareas, el cual será aproximadamente un 40% menor de lo que demora ahora.

Te puede interesar: Cómo ser productivo al trabajar desde casa

2. Eliminar las distracciones

Cualquier cosa que aleje del objetivo en ese momento es una distracción. Los hijos, colegas, correo electrónico, redes sociales y aplicaciones, notificaciones… son todas distracciones cuando se desea hacer las cosas. Así que deben ser eliminadas (por ese momento).

Se recomienda eliminar sitios web que suelen distraer cuando se realiza un trabajo enfocado en profundidad. Si los colegas molestan a menudo, ponerse los audífonos. Cuando se trabaje en casa, cerrar la puerta de la habitación.  Será difícil al principio, pero poco a poco, otros se darán cuenta que la vida continúa incluso sin tener acceso constante a uno. Y usted entenderá que la vida continúa sin estar conectado todo el tiempo.

3. Terminar antes del mediodía

¿Terminar las tareas más importantes antes del mediodía?  Si se puede; hay que saber que la primera parte del día es la más constructiva porque la mente está fresca. Este periodo marca la pauta para el resto de su día. No hay que malgastarlo.

Y tratar de despertar una hora antes, y en vez de revisar el teléfono o leer el periódico, completar una actividad importante. En la oficina, no abrir el correo electrónico primero. Identificar la tarea más importante y terminarla.

Kataria trata de completar al menos 4 de sus 6 tareas diarias para las 10 de la mañana (el correo electrónico no es una de ellas). Esto generalmente se extiende hasta el mediodía, pero no más allá. Luego se permite relajarse en la tarde.

Buenoo, ahora ya tienes el secreto para una productividad imparable y también dos opciones:se puede continuar sintiendo esa acostumbrada insatisfacción por no usar el tiempo de manera significativa y pasar el resto de su vida preguntándose por qué nunca se tiene suficiente tiempo.

O, a partir de hoy, se puede cambiar su vida; se puede terminar cada día de la mejor manera y ser feliz.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments