3 trucos para administrar mejor el tiempo en la oficina

Si sientes que al día te faltan horas, toma nota de estos consejos que te ayudarán a poner en orden tu calendario.

El tiempo, ese gran aliado o enemigo que tanto cuesta administrar, muchas veces suele ser el principal enemigo de los emprendedores. ¿Cuántas veces has intentado organizar el día para no estresarse? ¿Y cuántas veces se ha conseguido hacerlo satisfactoriamente?

Por eso, muchos emprendedores no tienen éxito en sus negocios, porque dedican gran parte de su tiempo en tareas que absorben su energía y son inservibles. Lo sensato es aprender a gestionar el tiempo siguiendo estos consejos para cumplir con todo lo que uno se proponga.

1. Poner las energías en lo que de verdad potencia el negocio

¿Por qué muchos se empeñan en “seguir y seguir” con lo mismo si no se obtienen resultados positivos? Hay una voz interna que dice: “por favor, no sigas por ahí”, pero se lo ignora.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Si se está viendo que los resultados no son lo que se esperaba; hay que detenerse y analizar todo el esfuerzo que se está poniendo para nada. Hay que focalizar la energía y el tiempo en lo que sí funciona. Por tanto, primero se debe identificar aquellas tareas que más valor dan al trabajo y organizarlas por importancia o similitudes. Después, establecer un límite de tiempo para cada una de ellas.

2. No perder tiempo en lo que no da resultados

El trabajo a veces se convierte en un terrible caos. Los trabajadores no son máquinas. ¿Alguna vez se ha probado delegar tareas? Quizás esta sea la solución a uno de los principales problemas.

Crear estrategias, escribir artículos en el blog corporativo, analizar resultados, implantar nuevas soluciones, atender a clientes y la lista puede engrosarse mucho más. Es evidente que se debe priorizar y quedarse con las tareas que se puede realizar. Aquellas para las que no están capacitados o que sean menos importantes, ¿por qué no se encargan a una persona cualificada del equipo? Hay que encontrar el equilibrio, ese será el ingrediente perfecto para que las cosas empiecen a funcionar.

Te puede interesar: 5 aplicaciones para administrar tu tiempo

3. Bloquear las distracciones

Las distracciones son las grandes ladronas del tiempo. Estas son las más comunes y habituales:

– El correo electrónico: es recomendable fijarse unas horas para abrir el correo y que no se lo haga  más de tres veces al día. Existe una opción en “configuración”, donde se puede establecer uno mismo los horarios específicos en los que se quiere recibir emails. También se puede desactivar las notificaciones de entrada de mensajes. Esta es una forma también de evitar tentaciones y centrarte más en lo que se debe hacer.

– Reuniones insignificantes: ¿a cuántas reuniones banales muchas veces se ha asistido en los últimos años? Si en este caso, toca organizar una reunión, y no se quiere perder el tiempo ni hacerlo perder a los demás, hay que tener en cuenta que la reunión debe ser corta y estar bien preparada. Si no es así, cancelarla y posponerla para otro día.

– Llamadas telefónicas: no siempre el teléfono ayuda a ganar tiempo. Hay llamadas largas o espontáneas que suelen quitar más tiempo del necesario. Para evitar este tipo de situaciones, lo ideal es que poner en silencio el móvil en ciertas horas que la persona está ocupada.

– Multitarea: si se tienen dos tareas pendientes que finalizar en esa franja horaria, no empezar una sin acabar la otra. Realizar dos tareas a la vez no solo desconcentrará, sino que absorberá toda la energía.

Después de leer estos consejos, ¿qué técnicas te darán resultado para aprovechar al máximo la jornada laboral?

Vía: contunegocio.es

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P