4 factores clave para el posicionamiento profesional

Es importante encontrar aquellos aspectos que nos hacen atractivos como profesionales al buscar empleo.

Cuando se habla de posicionamiento se habla de encontrar aquellos aspectos que hacen de uno (como individuo-producto) diferente. ¿Cómo y dónde encontrar esas diferencias?

Hay que sentarse por un instante y pensar en lo que se quiere lograr profesionalmente, en dónde se lo quiere lograr y cómo se quiere lograr. Identificar luego qué habilidades y qué experiencia se tiene que permitan llegar a ese objetivo.

Por eso hay que revisar la experiencia laboral, los hobbies, el historial académico, las habilidades, etc. En resumen buscar qué hace de uno como persona y como profesional algo atractivo para otros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Al final, todo ello ayuda a definir mejor el perfil de las personas que van a poder sacar todo el partido a una estrategia de posicionamiento profesional o personal y dejar a un lado a las que no.

Así que te exponemos algunos de esos factores.

1. Percepción

Siempre se dice que una marca personal o comercial sirve para aumentar las opciones. Así que con una estrategia de posicionamiento personal va a aumentar las posibilidades de ser escogido en un entorno incierto o que carece de toda la información necesaria para tomar una decisión objetiva.

Así que el Branding Personal es útil cuando una elección va a depender de percepciones subjetivas. Eso incluye desde un proceso de selección de R2H2 hasta salir con la persona que te gusta. Ahí es cuando hay que trabajar a fondo todos los elementos de la marca personal, desde los valores hasta la presencia en La Red, desde la relevancia hasta el networking.

2. Voluntad

Aunque parezca mentira, aquí es donde hay muchos problemas. Hay mucha gente interesada en conseguir lo que se puede obtener con un posicionamiento fuerte, pero hay muy poca dispuesta a hacer lo necesario para alcanzarlo. En cuanto empiezan a pensar en el tiempo que hay que dedicarle para aprender, darse a conocer, ayudar o mantener la tensión, tiran la toalla.

Te puede interesar: 5 claves para manejar la inteligencia emocional y tener éxito en los negocios

3. Capacidad

Pero es cierto que no todo el mundo puede aunque quiera. Hay personas que trabajan once horas diarias para ganar una miseria y que no le quedaba tiempo para nada. En otras ocasiones son las propias empresas las que impiden el desarrollo de sus profesionales.

Precisamente, bajo esas circunstancias, es cuando hay que hacer el esfuerzo para salir del hoyo. Porque tarde o temprano ese profesional que dedica casi medio día a trabajar va a caer rendido o le van a descartar. Así que más vale empezar a poner en marcha los generadores de reserva o el avión se va a estrellar.

4. Propuesta de Valor

Otro factor que se ha detectado es la carencia de una “oferta profesional” definida. Casi nadie sabe explicar de un modo atractivo lo que puede ofrecer. Pero una marca personal o comercial no puede construirse sobre el vacío, debe tener algo que la sustente. Otras personas hablan de alguna de las cualidades que dice que tiene. Son cualidades genéricas del tipo, responsabilidad, trabajo duro o compromiso. Pero muy pocas personas son capaces de explicar de un modo convincente porqué deberían cobrar por su trabajo.

Vía: Puro Marketing

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P