4 maneras de “robarse tiempo” para encontrar un mejor equilibrio laboral

oficina-trabajo

A largo plazo el equilibrio entre el trabajo y vida es tan duradera como la construcción de un edificio a base de cemento y ladrillo, pero que no puede durar por mucho tiempo.

Y es que cuando el estrés ingresa a la vida profesional literalmente va quemando las reservas de energía de una persona que si no puede encontrar el correcto equilibrio entre su vida profesional y privada, terminará por “tirar la toalla”.

En este sentido, hay 4 maneras de equilibrar un poco más la rutina de trabajo y disfrutar más la vida personal y familiar.

Hacer ejercicio

Se piensa que hacer ejercicio es una tarea imposible cuando se cumple con un horario de trabajo, pero hay que tener en cuenta que la actividad física eleva enormemente los niveles de energía y ayuda a concentrarse.

Muchos recomiendan ejercitarse en el gimnasio antes de ir a la oficina o, en todo caso, a la hora de salida dependiendo de la disponibilidad y la suficiente fuerza de voluntad que se tiene para cumplir con este reto de estar saludable y ser más productivo en el trabajo.

Pero también uno puede ejercitarse en la oficina para que la mente se refresque para luego retomar las actividades del trabajo y estar más creativo y productivo.

Sin duda que si no hay fuerza de voluntad o no se tiene predisposición para hacerlo a sabiendas de sus múltiples beneficios, será la barrera más grande. Para esto, es recomendable buscar algún compañero de trabajo que también quiera hacer ejercicio y se le haga difícil asistir a un gimnasio.

Otra de las cosas que se recomienda al comenzar el día es realizar una tanda de 10 minutos de estiramientos antes de empezar a trabajar y otros 10 minutos al finalizar el mismo.

Lo que se debe tener siempre presente es que el ejercicio físico mejora ostensiblemente la función mental, la memoria, la sensación de bienestar, la autonomía, la rapidez y hasta la “imagen corporal” creando en la persona el optimismo, la flexibilidad mental y euforia .

Tomarse un descanso

Al momento de planificar la agenda de la semana, debe figurar el tiempo para la familia, los amigos y para las actividades que ayuden a relajarse y recargar energías.

Si se programas estos momentos de diversión se ofrece al cerebro cierto descanso y, al mismo tiempo, una manera eficaz de desestresarse de las labores de la oficina.

También es necesario plantearse ciertas tareas antes de salir al trabajo un día a la semana o dedicar 20 minutos diarios para meditar.

Y sobre la familia, Laura Stack, autora de “SuperCompetent: The Six Keys to Perform at Your Productive Best”, señala que si no se marca en el calendario aquellos momentos para estar con los seres queridos, las obligaciones laborales causan que la familia quede en un segundo plano.

En este sentido, si no se puede ampliar las horas del día para disfrutar con nuestro seres queridos, debemos saber aprovecharlo donde el tiempo compartido con los hijos debe ser un momento de calidad para dedicarles toda la atención, conversar con ellos y escucharlos con atención.

También se puede dedicar tiempo para compartir con toda la familia si les damos al menos algunas horas a la semana, de forma exclusiva con sólo organizar las tareas eliminando aquellas cosas sin importancia y reservar este tiempo nada más para ellos.

Eliminar actividades innecesarias

Hay ciertas actividades que absorben energía inútilmente en ciertas labores del trabajo. Y es que no son pocas las veces en que se consume un tiempo valioso en actividades nada provechosas, como enfrascarse en una conversación sin importancia o en chismes de un compañero de oficina.

Lo más recomendable es elaborar una lista de los momentos que se desaprovechan en el trabajo que podrían utilizarse para terminar antes las labores y llegar a casa más temprano.

De tal modo que para organizar nuestro tiempo de forma eficiente y eliminar aquellos superfluos en el trabajo debemos destinar unos minutos al día para planificar la agenda siendo nosotros mismos los gestores de nuestro tiempo, no a los imprevistos o circunstancias sin importancia.

Es recomendable elaborar una lista con las tareas que se debe realizar para luego determinar qué tareas son las más importantes y las más urgentes; es decir, saber planificar y priorizar.

Por otra parte, si te das cuenta que eres una persona muy ocupada, es posible que existen diversos motivos para que suceda. Aunque se dice que todo exceso de trabajo lleva a la persona a sentirse insatisfecha, un estudio publicado por la revista Psychological Science descubrió que en realidad las personas prefieren sentirse ocupadas.

Lo mejor es llevar un registro de las actividades identificando cuáles son las que tienen sentido y cuáles sencillamente están para borrarlas del mapa. La cosa es eliminar aquellas actividades para tener más tiempo y energía para las cosas que realmente se debe disfrutar.

Levantarse temprano

¿Eres aquellas personas que se levanta instintivamente o los que usan despertador? Los que se levantan temprano y hacen las cosas que le gusta en casa antes de ir a la oficina, tienen una sensación de plenitud.

Muchos emprendedores se levantan a las 5 y se someten a ejercicios relajantes de yoga, leer o escribir. De esta forma uno podrá ir integrando las actividades que son más importantes en la agenda mañanera sin afectar el sueño.

Y si se vive en un lugar de buen clima, los que se levantan temprano pueden disfrutar de una de más grandes exhibiciones de la naturaleza, como es la salida del sol. Uno debe sentir ese placer de ver que la mañana se aclara rodeada de una naturaleza que se pinta de colores fantásticos.

Por otro lado, mientras más temprano se levante uno tendrá mayor tiempo para disfrutar del desayuno con una taza de café en la tranquilidad de la mañana que es mucho más agradable que comer algo en el camino al trabajo o algo rápido en el escritorio.

Bajo tu experiencia, ¿has logrado mantener este equilibrio emocional y laboral en tu trabajo? ¿puedes contarnos cuáles han sido las “claves” para lograrlo?

Vía: entrepreneur
Foto: es.wix

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion