4 reglas sobre cómo vivir como “ser humano” y hacer negocios

negocios

Uno de los rasgos más comunes en el ser humano es la aspiración al éxito en la vida, la familia, las relaciones, el trabajo, los estudios, la creatividad y todos los aspectos de la vida cotidiana.

Precisamente, para tratar este tema, en un reciente artículo en Forbes.com, se valora el trabajo bibliográfico de Jack Canfield, un experto de la conducta humana, pero sobretodo, un experto en el estudio del éxito, razón por la cual es buscado frecuentemente por ejecutivos empresariales, líderes gubernamentales, educadores y profesionales para que les provea de sus modernas fórmulas para alcanzar el éxito.

Canfield es un empresario y autor americano, cuyas obras más conocidas son “Sopa de pollo para el alma”, Los principios del éxito” y “El poder de mantenerse enfocado”. Egresado de la Universidad de Harvard, obtuvo un Master en Psicología en la Universidad de Massachussets y un Doctorado Honorífico en Comportamiento Humano en la Universidad de Santa Mónica.

Lee también: 3 rituales casi místicos para alcanzar el éxito

Es toda una autoridad, un Gurú, en temas relacionados con el crecimiento personal; escribe para más de 150 periódicos en todo el mundo y ha participado en prestigiosos medios norteamericanos, tales como CNN, Fox, 20/20, New York Times, People, USA Today, Oprah, Larry King Live, entre otros. Precisamente, muchas de esas fórmulas exitosas fueron plasmadas en “Los Principios del Exito”, del cual se dan a conocer 4 reglas de cómo vivir como un “ser humano” y hacer negocios.

1. Asumir el 100% de responsabilidad

La primera regla que plantea Canfield en su libro expresa que “el individuo debe asumir el 100% de la responsabilidad de su vida y sus resultados”, lo que significa que no hay nadie más culpable de lo que suceda que yo. Para lograr asumir esa responsabilidad aconseja vigilar nuestro comportamiento, esencialmente lo que se dice y cómo lo dices; lo que se piensa y las creencias conscientes como inconscientes; además de la imagen visual.

Así que se debe eliminar del comportamiento cotidiano el hábito de las excusas y el de siempre buscar culpables de los fracasos y errores, fuera de uno mismo.

siguiente boton pymex

Artículos Relacionados