5 claves para diseñar una oficina que aumente la productividad

En el mundo de los negocios, el factor que le añade valor agregado a las organizaciones es el capital humano por lo que es clave buscar su comodidad.

Son varios los estudios que confirman que la distribución del espacio de trabajo influye en la productividad, motivación y compromiso de los trabajadores.

Las últimas tendencias apuntan a derribar los muros que separan las jerarquías, concepto conocido como Open Space, el cual trata de promover organizaciones menos verticales, generando mejor trabajo en equipo entre los colaboradores y jefes.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Por ello, empresas como Google o Facebook han comprendido que el diseño de las oficinas puede contribuir a estimular la innovación y la creatividad.

Y es que el uso inteligente del espacio puede facilitar el debate de proyectos, la interacción entre colaboradores y generar momentos de ocio mientras se producen ideas innovadoras. Según Luis Arce, Director General del estudio de arquitectura 3g-office Perú, considera importante seguir las nuevas formas en las organizaciones modernas, donde el liderazgo sea más horizontal y que promueve el trabajo en equipo.

Para él, el que una persona pase diez horas sentadas en su escritorio no es garantía de que sea más productiva. Por eso, el cambio de infraestructura debe impactar en la cultura de la organización.

En este sentido, existen cinco claves para diseñar una oficina que eleve la productividad:

1. Cambio estructural

No se trata de pintar las paredes con colores avezados o diseñando recepciones vanguardistas para recibir a los clientes. Se trata de desarrollar un profundo convencimiento de desterrar el trabajo en silos y promover el trabajo colaborativo.

2. Desterrar la verticalidad

Las luchas por la territorialidad en la oficina debe ser eliminada, comenzando por los tamaños, las divisiones o las expresiones de poder basadas en el título de los puestos. Los símbolos y los ritos del pasado deben derrumbarse con las paredes.

Te puede interesar: Oficinas amigables para empleados más fieles

3. Integrar a las personas

Si se permite la discusión abierta y cruzada, se asegura un terreno fértil para las nuevas ideas. El desarrollo del talento y la innovación deben venir acompañados de la liberación de territorios conquistados y la renovación del concepto de jerarquía.

4. Más allá del maquillaje

Modernizar una oficina no es solo un tema de cambio físico y de la compra de nuevo mobiliario. Se trata de adoptar una filosofía de gestión que ponga en valor la libre y genuina interacción entre las personas.

5. El desempeño por encima de todo

El fin de un proceso de cambio del espacio no debe ser el diseño, la comodidad de los empleados o ganar un concurso. Una remodelación debe ser un proceso de reflexión cultural que priorice la mejora del desempeño.

Vía: elcomercio.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P