5 claves para manejar un mal ambiente de trabajo

5 claves para manejar un mal ambiente de trabajoEn toda empresa siempre se van a presentar conflictos en algún momento del año, pero cuando en las situaciones complicadas aparece siempre el mismo empleado es probable que nos encontremos con un caso difícil. Una condición laboral tóxica generada por un jefe o compañero hostil, puede causar daños severos a tu autoestima.

Pero ¿cómo manejar un mal ambiente de trabajo? Psych Central propone las siguientes acciones para evitar perder la cordura frente a una situación laboral tóxica:

– Concéntrate en ti: Tomar las cosas personales te hace presa fácil para los conflictos que estas personas tienen de manera interna.Sin embargo, hay líneas de respeto básico que no se pueden violar.  Cuando sientas que el acoso realmente se vuelve intolerable, no dudes en acudir a las autoridades correspondientes.

– Desarrolla un programa de renovación personal: Es importante generar “puntos de chequeo” propios para analizar cómo realmente se está trabajando. Haz una lista con tus puntos positivos o pídele a tus  amigos que hagan una sobre ti. De esta manera evitarás que la “oscuridad” de los malos compañeros o jefes se apoderen de tu autoestima.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Intenta enfocar la situación desde otra perspectiva: A veces es necesario halagar a ciertas personas. Muchas veces evitamos alabar el trabajo del compañero o jefe que nos molesta, pero nunca sabes cómo una palabra cálida puede transformar la actitud de otra persona.No es necesario ser hipócrita, puedes halagar su corbata o de verdad buscar algo en lo que sea particularmente bueno.

– Busca que te valoren en otro entorno: Como seres humanos buscamos la aprobación de nuestros superiores pero en un ambiente tóxico de trabajo es casi imposible encontrar una palabra de aliento. Todos necesitamos que nos echen porras para recordarnos que hay muchas características positivas en nuestra persona, aun  cuando nuestro jefe o compañeros de trabajo no quieran verlas.

– Renuncia: Si realmente ya no puedes continuar es  momento de buscar otro empleo. Concreta entrevistas, limpia tu currículum,  haz contactos porque aun cuando no obtengas un trabajo nuevo de manera inmediata, iniciar el proceso hará que te sientas menos atrapado. No olvides que nadie puede entender qué tanto te afecta tu trabajo más que tu, por lo que debes evitar ser influenciado por la opinión de otros.

Fuente: Alto nivel

comments

Autor entrada:

Deja un comentario