5 hábitos para impulsar la creatividad de tu negocio

¿Cómo puedes dedicar recursos a la creatividad en tu negocio sin quitar tiempo ni energía mental a tus empleados? Te enseñamos los hábitos para lograrlo.

Existe un concepto que ya tiene una enorme influencia  en las nuevas estrategias empresariales: la creatividad. En este sentido, las empresas están cambiando su mentalidad y demandan perfiles profesionales más cualificados.

Por ello que los profesionales deben ya estar más concienciados de la influencia decisiva de sus conocimientos y competencias, pero también del valor que las empresas otorgan a saber desarrollar nuevas formas de negocio, o mejorar las ya existentes en base a su ingenio.

Así pues, para ayudar a potenciar esta capacidad, mostramos aquellos hábitos a tener en cuenta para potenciar la creatividad en los negocios.

1. Acostumbrar al equipo a escribir a mano

El hecho de ser emprendedor hace que la mente siempre esté dándo vueltas a absolutamente todo. Escribir y/o pensar delante del ordenador está sobrevalorado. Cuando se tenga una idea prueba a escribirla a mano en una pequeña libreta o en un trozo de papel. Esto ayudará a asentar la ideas, y a “pensar en voz alta”, pero plasmándolo en un trozo de papel.

2. Desordenar las ideas y dejar que se mezclen

En lugar de agrupar las notas por áreas de negocio, dedicando una zona a cada área de negocio, se debe probar a desordenar todas las notas. De esta manera, cuando se fijen en una nota adhesiva para desarrollarla, siempre se tendrán muchas ideas de otros temas que pueden a llegar a crear sinergías con temas que, a priori, no se les había tomado en cuenta.

3. Poner las nuevas ‘grandes’ ideas en reposo durante un mes

Cuando salte la chispa de una nueva idea, antes de tomar una decisión hay que dejarla reposar durante aproximadamente un mes. Ese tiempo permitirá coger distancia de la idea y verla con un sentido mucho más crítico.

Te puede interesar: 10 consejos para impulsar la creatividad en la oficina

4. Fomentar la multidisciplinariedad entre los socios

Aunque cada uno sea el responsable de un sector de determinado de la empresa, se deben intercambiar tareas, sobre todo cuando el emprendedor sienta que está atascado en un punto. Esto les permitirá aportar ideas nuevas a diferentes temas y poner en ‘crisis’ el trabajo de otros.

5. Fomentar el cruce de consejos (constructivos) entre perfiles dentro de la plantilla

Un profesional que viene del ámbito académico tiene maneras distintas de ver la vida y afrontar los problemas y resulta útil que dé su opinión de como haría una determinada tarea que se quiere aplicar al negocio. En muchas ocasiones no sale nada aplicable, pero se puede llegar a grandes descubrimientos, como por ejemplo, aplicando metodologías de trabajo a los creativos que les ayuda a dispersarse menos y enfocarse en resolver un problema cada vez.

Vía: emprendedores.es

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados