5 mitos creados por la abuela que la nutrición rebate

La misma cantaleta de siempre en la mesa familiar: “No comas eso porque te va ser daño”. Recordemos que la Nutrición como disciplina de estudio científica aún está en pleno crecimiento, por lo que muchas personas mayores viven bajo prejuicios erróneos en materia de nutrición. Depende de ti seguir o no sus consejos, u optar por lo que te dicen los expertos en Nutrición.

  1. “Los huevos incrementan el colesterol”

Falso. Así que desde mañana puedes comerte tu omelette con 3 huevos con yemas incluidas en el desayuno. No hay ningún problema, ya que los huevos contienen grasas saludables para nuestro organismo. Éste es uno de los mitos de la nutrición más antiguos que existen y de los menos investigados, por cierto. Eso sí, si presentas problemas cardiovasculares es mejor que limites el consumo de huevos a uno o dos por día. Si bien los huevos no son los causantes de estas enfermedades, sí pueden agravar dicho estado clínico.

  1. “El café es dañino para la salud”

Falso. El que creó este mito debe ser el dueño de una compañía de té. Todo lo contrario, está ampliamente demostrado por diversos estudios de nutrición que el café tiene más efectos beneficiosos que perjudiciales para nuestro cuerpo. Con unas 3 tazas de café al día (tampoco te excedas), estarás libre de males como la diabetes tipo II, el melanoma, el Alzheimer y la depresión. En cambio ten cuidado con lo que acompañes a tu café. La crema o el azúcar en exceso sí pueden hacer colapsar tu organismo.

  1. “Un poco de dulce es bueno para reactivarse”

Falso. Encontramos galletas, gaseosas, caramelos y mil un dulces más en los kioscos de las empresas, universidades o colegios. Nadie habla nada sobre los peligros del azúcar, uno de los agentes más dañinos de la nutrición diaria. Y, por supuesto, que ese viejo axioma que el dulce nos hace estar activos es completamente falso. ¿Para qué consumir caramelos si existen opciones “dulces” más saludables como las frutas?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  1. “Todas las grasas son malas”

Falso. De hecho, las grasas son vitales para nuestro cuerpo ya que actúan directamente contra las bacterias y virus que atacan nuestro cuerpo. Es por ello que las personas mayores ganan más grasa con el paso del tiempo, debido a que el cuerpo trata de contrarrestar el ingreso de estos microorganismos ante la caída de nuestras defensas. La naturaleza es sabia. Eso sí, busca opciones saludables de grasas como las que se encuentran en los pescados, el aceite de oliva y las nueces.

  1. “Un poco de sal no hace daño”

Falso. Si el azúcar es altamente perjudicial, lo es aún más la sal. El sinfín de enfermedades causadas por la sal es interminable, y no las detallaré en el presente artículo. Solo para que te des una idea del efecto que tiene la sal sobre tu cuerpo, te contaré que este mineral retiene el agua en todas las células de tu cuerpo. ¿Y qué sucede cuando el agua no transita libremente a través de tu organismo? El intercambio celular se hace imposible. Hay hierbas y especias que bien pueden reemplazar a la sal sin afectar tu salud.

Artículos Relacionados

comments