6 armas secretas para emprendedores introvertidos

La capacidad de conectarse con la gente es un rasgo común y casi una obligación entre los emprendedores de éxito, pero si son timidos, te ofrecemos algunos tips para lograr el éxito en los negocios.

Muchas personas piensan erróneamente que todos los emprendedores son sociales, que tienen personalidades únicas y que son el alma de la fiesta. Pero no es así. Hasta los extrovertidos pueden ser tímidos.

La diferencia es que los introvertidos se sienten más jóvenes después de tomarse un tiempo a solas, disfrutan actividades en silencio como leer su libro favorito o pasar tiempo con algún amigo cercano, ya que es muy poco probable que se abran a una nueva persona de inmediato.

Por otro lado, a los extrovertidos les gusta pasar su tiempo libre entre la gente. Pero la timidez no tiene que ser una debilidad o impedimento para ser exitoso. De hecho, los emprendedores tímidos tiene una gran ventaja sobre los extrovertidos: casi nunca comparten en exceso.

Entonces, si te consideras un emprendedor introvertido, aquí te mostramos algunas formas en las que puedes cultivas tus fortalezas.

1. Enseñar, no decir nada

Quienes son naturalmente tímidos, sin duda que no disfrutan de hablar en público. Por eso que no deben arriesgarse a pasar vergüenzas al tratar (y seguramente fracasar) de lanzar una propuesta de negocios a un gran ejecutivo. En vez de eso, cuando se le haga un pitch a un cliente, se debe enseñarle lo que se puede hacer por su empresa, crear un pitch que hable por sí mismo y no tratar de hacer una presentación excelente.

2. Preparar, preparar, preparar

Escribir y practicar el pitch de elevador antes de que se lo necesite. Nunca se sabe a quién se encontrará en el camino a comer o en la fila del café. Si se tiene la oportunidad de presentarse a un cliente potencial o inversionista, simplemente hay que platicarle la propuesta como si se conversara con un amigo.Todo saldrá más natural la próxima vez que se necesite presentarse enfrente de un grupo.

3. Contratar a los empleados sabiamente

El emprendedor es la propia tarjeta de presentación, pero no hace daño tener un equipo de ventas fuerte que lo respalde. Especialmente para posiciones de marketing y ventas, se debe contratar a gente cuyas fortalezas sean las debilidades del emprendedor timido.

Te puede interesar: Las ventajas de ser introvertido en los negocios

4. Usar la tecnología para tener ventaja

Para quienes son extremadamente introvertidos, intentar tener una junta con los clientes por medios tecnológicos. Tal vez se estará más relajado y que se haga más fácil comunicarse a través de Skype o Google Hangouts. Se estará más cómodo si se planeara hacer un seguimiento con una interacción cara a cara.

5. Mostrar pasión genuina

La pasión real, la que ilumina los ojos y encamina a seguir trabajando, es contagiosa. El entusiasmo por el negocio y los clientes hará que se resalte y que los otros lo noten. Evitar entonces el small talk sobre el clima y compartir la pasión con los otros. También mostrarle a los clientes cómo y porqué se comenzó el negocio y la razón por la que se lo ama.

6. Salir de la zona de comfort

No es siempre a quién se conoce, sino quién es la persona que conoce al emprendedor. Incluso si el pensamiento de atender a eventos de networking hace sentirlos inquietos, hay que asistir a ellos. Se debe trazar la una meta de ir a uno o dos por mes.

¿Algunos otros consejos que puedas ofrecer por experiencia propia?

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados