6 consejos simples para aprender a decir NO

¿Por qué una pequeña palabra es tan difícil de decir para la mayoría de la gente? Porque en el fondo todos queremos ser aceptados y nos preocupa que al decir “no”, cambiará la manera en la que nos ven.

decir-no

¿Alguna vez has tenido que decir NO y sentirte en conflicto por hacerlo? En nuestra mente, nos da temor que la gente nos odie, se enojen. La cosa es que muchos de estos pensamientos los creamos nosotros mismos, y no son reales.

Decir NO es realmente un privilegio, y no debería ser tan difícil como lo hacen parecer. Se trata de aprender a hacerlo. Así que te ofrecemos 6 consejos sencillos para aprender a decir NO:

1. Darse cuenta que está bien decir que NO

No importa a quién se le habla y cuál es la situación, uno tiene derecho a decir NO. La única razón por la que se siente que no se tiene ese derecho, es porque se elije renunciar al él. En lugar de pensar que no se puede decir que NO, se debe aprender como decirlo de manera que la otra parte pueda entenderlo y aceptarlo. En última instancia todo en la vida se reduce a las porpias decisiones que se toma.

2. Conocer las prioridades

¿Cuáles son las metas más grandes del 2017? Conocerlas refuerza las razones para decir NO. Por ejemplo, desde hace un tiempo, se puede dejar de tomar peticiones de charlas y talleres ya que cada compromiso toma tiempo y esfuerzo y no vale la pena el esfuerzo de hacerlo más gratuitamente. Conocer entonces los planes hace que decir que NO sea mucho más fácil.

3. Escribir todo primero

Si no se está seguro de cómo empezar, se debe volcar todo lo que hay en la mente en un mail primero, sin la intención de enviarlo. Pueden ser cosas sin sentido por lo que hay que tratarlo como un borrador. Al hacer esto ayudará a ordenar los pensamientos, y luego de terminar de volcar tales pensamientos, se encontrará mucho más fácil sacar la respuesta real de ahí.

Te puede interesar: ¿Por qué es importante decir “no”?

4. Mantenerlo sencillo

No hay ninguna necesidad de sobre-explicarlo. Simplemente decir que NO, y da la razón principal del por qué. Algunas personas cometen el error de escribir una larga carta explicatoria, y eso es innecesario. No solamente confundirán a los otros con los detalles, sino que también debilitará la posición.

5. Proporcionar una alternativa

Esto no es necesario, pero si la persona se siente mal por decir que NO, se puede proporcionar una opción alternativa para amortiguar el efecto. Por ejemplo, si la persona quiere trabajar en un proyecto que tiene entre manos, pero tú no puedes comprometerte en ello, le puedes recomenda lgunas personas que puedan hacer el trabajo igual de bien que uno mismo. De esta manera, la persona no se quedará colgada y podrá buscar entre esas opciones.

6. Sólo decir NO

A veces simplementeb es efectiva esta frase:  “Lo siento, pero me temo que puedo aceptar un NOcomo respuesta”. Sorprendentemente, las otras partes lo toman con mucha facilidad haciendo que nos demos cuenta que la mayoría de los conflictos que se tiene con decir NO, son más ilusiones propias que cualquier otra cosa. Mientras seamos más enfático, franco y respetuoso con la otra parte en la respuesta, no debería haber ninguna razón por tener algún tipo de problema.

¿Conoces alguna otra táctica o estrategia?

Vía: escuelapararicos.net

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments