6 lecciones para encontrar el trabajo para el que en verdad naciste

Cuando las personas han encontrado el trabajo para el que nacieron, han tenido que tomar decisiones difíciles y han hecho sacrificios para poder trabajar a lo que están destinados a hacer.

Encontrar el trabajo de tus sueños no es cosa fácil. Para poder llegar al lugar al que tanto se desea es necesario hacer sacrificios, esforzarse en cada cosa que se haga y valorar el poder llegar hasta ahí.

Y es que es imposible que el trabajo que siempre se ha soñado caiga del cielo. Si se desea algo en la vida se debe de luchar por ello y debe ganarlo.  Así lo señala el fundador de StoryCorps, DaveI Isay, quien agrega que cuando las personas han encontrado el trabajo para el que nacieron, han tenido que tomar decisiones difíciles y han hecho sacrificios para poder trabajar a lo que están destinados a hacer.

Durante más de una década de escuchar las entrevistas de StoryCorps, Isay notó que las personas generalmente cuenta sobre cómo encontraron el trabajo para el cual nacieron por lo que recopiló 6 de las mejores lecciones acerca de la difícil lucha para encontrar el trabajo que se amas

1. El trabajo para el cual naciste se encuentra en la intersección entre 3 cosas

Estos son:

  • Hacer algo para lo que eres bueno.
  • Sentirse apreciado.
  • Creer que tu trabajo está mejorando la vida de otras personas.

Cuando esas 3 cosas se alínean salen chispas por lo que se debe buscar algo que haga sentir bien cuando se practica y poner todo el amor en ello. Ese amor se transmitirá a los demás y se estará cambiando la vida de las personas que reciban el trabajo.

2. El trabajo para el que naciste muchas veces aparece luego de experiencias difíciles

Aquello que está guardado en ese lugar callado debe ser una experiencia definitoria y probablemente una dolorosa. Isay relata una entrevista que hizo a un profesor de 24 años “estaba estudiando medicina cuando asesinaron a su padre. Fue después de eso que se cuestionó toda su vida y se dió cuenta de que lo que realmente quería hacer era profesor.

3. Encontrar el trabajo de tu vida requiere de coraje y valentía

Muchas personas se han tenido que enfrentar a grandes dificultades para poder ejercer lo que aman y estaban convencidos que tenían que hacer. Ejemplo es el de Wendell Scott, quien se convirtió en el primer piloto NASCAR afroamericano en 1952 a pesar de todas las amenazas que recibió contra su vida.

Te puede interesar: El mejor trabajo de acuerdo a tu tipo de personalidad

Isay dice que muchas veces todo comienza con rebelarse contra un status quo que simplemente no es aceptable, y luego dedicar todo tu trabajo para cambiarlo: “Es trabajo motivado por esperanza, amor o desafío – y avivado por un propósito y por persistencia.”

4. Lo que importa es lo que viene después de identificar el trabajo para el que naciste

La frase “encontrar el trabajo de tu vida” puede sonar como un cliché, pero Isay enfatiza la idea que encontrar el trabajo de tu vida es un proceso constante. Perseguir un trabajo para el cual te sientes “llamado” puede requerir que vuelvas a estudiar o aprender cosas nuevas, puede requerir comenzar con un negocio. “Entender cuál es el trabajo de tu vida es una cosa, la sangre, el sudor y las lágrimas que requiere perseguirlo es otra”, señala.

6. La edad es irrelevante

Isay cuenta que en su experiencia entrevistando gente se ha dado cuenta que no hay edad para perseguir el trabajo de tus sueños, personas realmente jóvenes o ya hace mucho jubilados han encontrado lo que nacieron para hacer y han trabajado duro para conseguirlo.

Entonces, trabajar en aquello para lo que se nació es una de las cosas más satisfactorias y una de las experiencias más increíbles que una persona puede tener por lo que nunca hay que rendirse.

Vía: elvasomediolleno.guru

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments