6 pasos efectivos para dejar de quejarse

quejarse

La vida es a veces tan estresante que quejarse es considerado por muchos como una actitud normal de hacerlo. Pero, ¿sabías que al quejarte afecta negativamente tu cerebro y salud física?

En efecto, el estrés puede aumentar problemas crónicos de salud, como asma o diabetes . Otros problemas físicos pueden incluir dolores de cabeza, en las articulaciones y depresión.

Un caso que llamó la atención en la farándula internacional es que dios es que el baterista de la banda de rock BRMC, Leah Shapiro, se propuso una tarea: no quejarse. ¿Por qué? Para hacer su vida más positiva y emocionante al retirar de ella los enunciados negativos, las quejas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




¿Pero será sencillo no quejarse? ¿y qué tiene de malo hacerlo?

Precisamente en una nota en el portal Lifehack, la periodista Jessica Hullinger señala que quejarse es algo natural que se convirtieron en un mecanismo de autodefensa adquirido a lo largo de la evolución del ser humano.

Lee también: ¿Tienes un mal día? Estas son las cosas que debes recordar

La buena noticia ees que, poco a poco, ya puedes deshacerte de la costumbre de quejarte. ¿Cómo?

1. Para comenzar, determinar qué es una queja

Si uno se ha percatado que está haciendo calor afuera y lo dijiste en voz alta, ¿es una queja? No, es una observación. Una queja, por ejemplo, sería: “¡No puede ser! Otra vez está haciendo calor. Odio esta ciudad”. 

2. Poner atención al motivo y su frecuencia

Los cambios se inician cuando empezamos a ser conscientes. Así que uno debe proponerse la tarea de percatarse de las quejas y filtra los pensamientos “quejumbrosos”. Una buena idea es ponerse un brazalete en una muñeca que, en cuanto estás quejándote, inmediatamente debe colocarse el bracelete en la otra muñeca. Así uno se dará cuenta con cuanta frecuencia nos quejamos al día.

3. Alejarse de los quejosos crónicos

Si se tiene que escuchar a alguien, intenta responderle algo bueno en lugar de un “sí, tienes la razón, todo está mal”. Para ello se necesita valentía y seguridad en uno mismo, pues al no quejarse en respuesta se demostrarás que no se necesita la aprobación de los demás. Y si se hace esto sistemáticamente, los quejosos crónicos tarde o temprano nos dejarán en paz.

siguiente boton pymex

Artículos Relacionados

comments