6 ridículas normas de oficina que te dejarán rascándote la cabeza

normas

La mayoría de empresarios son “seguidores de la regla” en el sentido tradicional. Ellos, después de todo, deben crear sus propias reglas e interpretación de lo que es correcto dentro del entorno laboral.

Ya se trate para la creación de un nuevo producto, la oferta de servicios o de las nuevas normas que conforman la cultura de la empresa, se espera establecer una nueva comprensión de lo que es “correcto”.

Para lograr tal objetivo, muchas empresas establecen reglas tontas que restringen en lugar de promover la creatividad de sus trabajadores.

Lee también: 6 reglas de etiqueta que no debes romper en la oficina

Véamos entonces cúales son las 6 ridículas reglas de oficina que para muchos es un dolor de cabeza.

1. Estrictos códigos de vestimenta

Ciertamente existe un grado de profesionalismo que se ve un traje, pero si su función de trabajo está enfocada exclusivamente a nivel interno, como el área TI, entonces, ¿a quién le importa lo que se pone?

2. Restricción a Internet

Muchas compañías restringen el acceso a cuentas de correo electrónico personales y Facebook por un número de razones. Pero, ¿adivina que? La gente necesita un descanso físico del ejercicio, una ruptura emocional del estrés y presión y un descanso mental para la concentración. Si el acceso a Facebook les proporciona el espacio que necesitan para revitalizarse y ser más productivos, entonces ¿por qué prohibir el acceso a la web?

3. Exceso de corrección política

La corrección política o lo políticamente correcto es un concepto usado para describir lenguaje, ideas o comportamientos con los que se procura minimizar la posibilidad de ofensa entre el uno al otro.
Lo cierto es que en muchas empresas existe un exceso de corrección política para evitar causar ofensa o ser rechazado por la política laboral y cultural de la compañía con el buen uso del lenguaje, por ejemplo.

4. Prohibir botellas de agua

¿Es serio esto? ¿cómo se supone que una persona se mantenga hidratado? Se supone entonces que es más eficiente que las personas se levanten cada cierto tiempo de sus escritorios para beber el líquido elemento.

5. Mover los muebles de oficinas

Hay algunos lugares de trabajo que prohíben a sus empleados a mover las sillas y escritorios, ya que la empresa mantiene un “diseño” en el orden de las cosas en las oficinas.

6. Vello facial

Un rostro bien afeitado es más que otra norma empresarial en muchas compañías. Pero un vello facial no afecta exactamente el rendimiento (a menos que sea tan largo que llame la atención) pero sí transmitir la limpieza y la higiene personal. Lo cierto es que en muchas empresas obligan a que se tengan rostros bien afeitados y hasta sin barbas o bigotes.

Te puede interesar: Cinco errores que te costarán el puesto

¿Crees que estas son reglas que se deben difundir en una empresa?

Vía: entrepreneur.com
Foto: laprensa.hn

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion