7 claves para potenciar tu mente empresarial

Si practicas estos simples principios de motivación para disciplinar tu mente, entonces podrás manejar situaciones estresantes con confianza y destreza.

Está claro que cuando una persona tiene éxito en el mundo de los negocios mientras otra fracasa, es sencillamente porque la persona que tuvo éxito, hizo algunas cosas que no hizo la que fracasó.

Precisamente, una de las claves es tener una mente empresarial, una cualidad que se puede cultivar, ya que no es necesaria ninguna habilidad especial para desarrollarla, simplemente, requiere de disciplina para adoptar esta cualidad como un hábito.

Así que para ser un triunfador se debe hacer un análisis emocional para tener una mentalidad resistente al estrés, cambio e incertidumbre. Así que te ofrecemos 7 ecuaciones psicológicas que pueden ayudarte a fortalecer tu mentalidad empresarial.

1. Introspección + Observación = Conciencia emocional

Ser introspectivo significa ver hacia el interior y examinar los pensamientos y emociones. El resultado de la auto conciencia es la admirable cualidad de ser capaz de pensar de forma independiente, lo cual otorga poder de depender exclusivamente de la observación de su propio estado mental para triunfar. Con la auto conciencia no da miedo ser diferente, se acepta la originalidad de la ideas y la habilidad para razonar a pesar del cambio.

2. Enfoque + Compromiso = Avance

El enfoque es medido de acuerdo con la habilidad de evitar las distracciones y hacer énfasis en lo que se necesita hacer en el negocio para seguir avanzando. El compromiso es una medida del enfoque, ya que pone una acción importante detrás de tus metas elegidas sin dudar la intención. El resultado es avanzar en el negocio.

3. Honestidad + Profesionalismo = Buena reputación

La honestidad es una medida de integridad para hacer lo que se dice y darle seguimiento a los retrasos o avances informando a todos. Así que el profesionalismo es la medida de la capacidad y habilidades en las negociaciones con otros y la forma en la que ejecutas tu know-how de una forma confiable. Por ello que con honestidad y profesionalismo desarrollas una buena reputación.

Te puede interesar: 11 cosas simples que puedes hacer para potenciar tu memoria

4. Gracia + Estrategia = Soluciones

La gracia es la medida de estar calmado en una situación estresante que ayuda a superar sin esfuerzo los problemas, obstáculos y negociaciones difíciles. La estrategia es una medida de cómo se llega a esas alturas en el negocio bajo la sombrilla de la incertidumbre. Entonces, cuando se tenga la mentalidad empresarial para acercarse a la incertidumbre con conocimientos de lo que se debe hacer se tendrá éxito y soluciones como resultado.

5. Creencias + Acción = Intrepidez

Una buena mentalidad empresarial viene de creer en sí mismo y la dirección que se persigue con el negocio. Por ello que no hay resultados sin acción. Ésta puede ser resumida como el coraje de crear un movimiento medible hacia la meta. Entonces, para que las acciones sean atrevidas, las creencias deben ser fuertes y determinantes. Esto es la intrepidez.

6. Atención + Este momento = Atención plena

Para ser muy exitoso, se debe poner toda la atención a las situaciones y circunstancias laborales.  Es el momento es el que se tiene para maximizar que, con un gran atención al presente, se crea un estado psicológico impermeable en contacto con todos los aspectos del negocio.

7. Habilidades de las personas + Conocimiento = Liderazgo

En su centro, los negocios tienen todo que ver con las relaciones. Para ser exitoso se debe dominar el arte de crear su propio camino mientras se abre a escuchar y desarrollar relaciones que sean mutuamente buenas y basadas en la integridad, todo al mismo tiempo. Y para tener una buena mentalidad empresarial, se debe conocer muy bien el campo.  Por ello que el conocimiento emparejado con ciertas habilidades convierte al emprendedor en un gran líder.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL