7 maneras de convertirse en el Samurai de los negocios

El “Bushido” o la “Vía del Guerrero” era la ley que regía la vida de un tradicional peleador japonés en base a preceptos morales.

En el antiguo Japón los Samurái vivían bajo la filosofía del código Bushido (“la vía o camino del guerrero”), un código ético estricto que integra a siete pilares fundamentales: honor, rectitud, respeto, confianza, lealtad, valor y sinceridad.

Hay que recordar que la palabra Samurái dra para distinguir a un pequeño grupo de guerreros de élite del antiguo Japón; aquellos guerreros que consiguieron mantener viva las enseñanzas y sabiduría que han transmitido de generación en generación.

Por eso que el significado verdadero del Samurái es “el que sirve”, y debían cumplir con un estricto código ético y de conducta llamado “Bushido”, que era la ley que regía la vida de este guerrero.

Sin duda que es toda una tradición legendaria de lo que representa un Samurái: guerreros que fueron guiados por los valores que componen el Bishudo y que nos enseña la importancia de mantenerse firme en las convicciones y a luchar por lo que se cree.

Así que si el emprendedor puede asumir estas virtudes del Bushido para seguir la Vía del Guerrero:

1. Gi (Justicia)

Hay que ser honrado en los tratos con todo el mundo. Crer en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la propia. Para un auténtico Samurái no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia, sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

2. Yuuki (Valor heroico)

Hay que alzarse sobre las masas de gente que temen actuar. El coraje heroico no es ciego. Se debe reemplazar el miedo por el respeto y la precaución.

3. Jin (Compasión)

El Samurái debe tener compasión y ayudar a sus hermanos en cualquier oportunidad. Si ésta no surge, se sale de su camino para encontrarla.

Te puede interesar: 3 secretos olvidados de los Samuráis para mantener la calma

4. Rei (Cortesía)

Ser un guerrero no justifica la crueldad. Los Samuráis no tienen motivos para ser crueles, no necesitan demostrar su fuerza a nadie salvo a sí mismos. Un samurái siempre debe ser cortés, especialmente hacia sus enemigos. Y un Samurái es temido por su fiereza en la batalla, pero es respetado por su manera de tratar a los demás

5. Meiyo (Honor)

El auténtico Samurái sólo tiene un juez de su honor: él mismo. Las decisiones que toma y cómo las lleva a cabo son un reflejo de quién es en realidad. Nadie puede ocultarse de sí mismo, y los Samuráis no son una excepción.

6. Makoto (Sinceridad absoluta)

Cuando un Samurái dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en este mundo lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de dar su palabra. “Hablar” y “hacer” son la misma acción para un samurái.

7. Chuugi (Deber y lealtad)

Para el samurái haber hecho o dicho “algo” significa que ese “algo” le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Sus palabras son como sus huellas: se pueden seguirlas donde quiera que él vaya, es por esto que debe tener cuidado con el camino a elegirse.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments