9 nuevos empleos que ha creado la economía digital

Big Data, realidad virtual, redes sociales… Los vertiginosos cambios que la tecnología está provocando en la sociedad tienen su reflejo en el mundo laboral, donde nacen nuevos puestos y responsabilidades.

La cuarta revolución industrial y su transformación digital viene acompañada no solo de cambios en la forma de gestionar los negocios, sino que implica el surgimiento de nuevas categorías de trabajo y habilidades que competirán cara a cara con los robots.

Precisamente, un estudio global desarrollado por el WEF (Foro Mundial Económico) basado en una encuesta a 371 empresas en 15 países muestra cuáles serán los principales tipos de empleo que se requerirán y cuales pasarán a ser cada vez menos necesarios. El cambio será dramático y le corresponde a los jóvenes prepararse para ese nuevo entorno.

La demanda de profesionales se irá entonces por quien aporte el valor agregado, la analítica, dejando menos espacio para el que se conforme con tareas simples o mecánicas. Así que a continuación la lista de las principales capacidades demandadas y cuales tienen una tendencia decreciente en el mediano plazo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


1. Analista Web

Las empresas están utilizando las herramientas de análisis y medición web para acercarse a las necesidades de sus clientes y ofrecerles el servicio que mejor se adapta a sus requerimientos. Para ellos necesitan analistas web; personas con una gran capacidad analítica, orientadas a resultados y con un perfil estadístico o matemático. Tienen que tener conocimientos digitales y de marketing más allá que los propios de un analista.

2. ‘Business Intelligence Manager’

Es el responsable de construir herramientas para la analítica de los datos, y suele reportar directamente a comités de dirección. De los ratios que extraiga dependen muchas de las decisiones estratégicas de una organización.

3. ‘Consumer Experience Manager’

Suele ser un ingeniero informático, un licenciado en económicas, un matemático… En cualquier caso, necesita conocimientos de modelos estadísticos, extracción de datos, conocimiento de herramientas de business intelligence, etc. El consumer experience manager se encarga de comprobar la experiencia de venta del cliente y de fidelizarle. Su perfil es heterogéneo: administración y dirección de empresas, marketing, etc.

Entre las habilidades y competencias que necesitan están las de clara orientación al cliente, capacidad analítica y altas dosis de comunicación y de relación, ya que sus decisiones implican a distintos niveles y jerarquías dentro de la compañía y debe ser capaz de convencer de los cambios o estrategias a todos los implicados.

4. ‘Digital Analyst’

Cualquier empresa digital tiene la posibilidad de recurrir a distintas herramientas de medición ‘online’; lo difícil es dar un sentido a todos esos datos recopilados. Ese es precisamente el trabajo del analista digital o digital analyst que, diseñar, poner en marcha y mantener estrategias de medición ‘online’, debe proponer cómo optimizar los diferentes sitios ‘online’ de una empresa. Un ‘digital analyst’ debe tener un perfil técnico y tecnológico, pero también una visión estratégica y dotes comunicativas para explicar y contextualizar su análisis.

5. ‘E-recruitment Manager’

El e-recruitment manager o responsable de reclutamiento digital realiza labores tradicionales de un experto en recursos humanos pero sólo por medios digitales, sin contactar físicamente con los posibles candidatos. Debe ofrecer a la empresa los mejores perfiles, utilizando todos los medios digitales posibles. Está formado en recursos humanos y gestión de personal, y además maneja perfectamente todas las herramientas digitales y conoce la segmentación de las redes sociales especializadas.

Te puede interesar: 10 empleos requeridos en el futuro

6. ‘Growth Hacking Manager’

Growth Hacking es uno de los conceptos de moda en el mundo de las startups. Es una disciplina que busca, con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, incrementar de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, o ingresos, o impactos, de la empresa.

Un Growth Hacking Manager debe estar muy atento a las tendencias y comportamientos del público objetivo de su empresa para adaptar constantemente su estrategia ante posibles cambios, diseñando productos potencialmente virales. El ámbito natural de su trabajo son las redes sociales, y necesita tener experiencia tanto en analítica web como en desarrollo de producto.

7. ‘Inbound Marketing Specialist’

Es el responsable de diseñar toda la estrategia, tanto corporativa como por unidad de negocio, de inbound marketing de una compañía, es decir, se ocupa de dirigir toda la captación no intrusiva de clientes y de su posterior fidelización con herramientas como el marketing de contenidos, el SEO, las redes sociales…

Entre sus funciones está definir el cliente ideal de su empresa y a partir de ahí definir el tipo de contenido, tono, mensajes, palabras clave… que se necesitan para atraerle. Aparte de una buena capacidad analítica, este puesto requiere de amplios conocimientos de marketing online, bases de datos y gestión de cliente o CRM (Customer Relationship Management).

8. ‘Virtual Reality Architech’

El arquitecto de realidad virtual debe tener conocimientos técnicos avanzados en programación, gestión de imágenes, 3D y software para el desarrollo de realidad virtual. Su objetivo es que nadie se dé cuenta de su trabajo, es decir, crear realidades virtuales tan avanzadas que los usuarios se olviden de que no están en el mundo real, a cambio de unos 30.000 euros brutos anuales, con más de dos años de experiencia previa.

9. ‘Visual Data Scientist’

Los datos que tiene una empresa de clientes y potenciales clientes son una mina de oro, pero las minas de oro exigen mucho trabajo. No sólo hay que transformar los datos en información útil y relevante para la compañía (ese sería fundamentalmente el trabajo de un big data analyst), también es clave visualizar fácilmente qué nos dicen esos datos. Y es donde entra la labor de un visual data scientist, una disciplina que aúna el análisis y el diseño.

Su función fundamental es analizar y representar gráficamente grandes cantidades de datos, para lo que necesita capacidad de gestión de bases de datos, conocimientos de diseño visual y una buena capacidad de análisis para comprender el contexto empresarial.

Vía: BBVA

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments