Aumenta la productividad de tu empresa con el GTD y el ZTD

tareas-terminadas

Los pequeños detalles logran enormes efectos en la productividad. Esa es la máxima que el GTD y el ZTD proponen. ¿Qué es el GTD y el ZTD? El GTD, Getting things done, y el ZTD, Zen to Done, son dos métodos de gestión ideados por David Allen y Leo Babauta respectivamente, para potenciar la productividad dentro de la empresa con pequeños cambios. Lo llamativo de ambos modelos es que rompen con algunos viejos paradigmas laborales, que los descubrirás a continuación:

CONTRA EL MULTITASKING

Su propuesta principal se concentra en eliminar el complejo multitarea que inunda la praxis laboral hoy en día. En su lugar, hay que tener una sola cosa en mente (la función a realizar) y dejar de lado todo lo que no esté comprometido en la realización de dicho trabajo.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




CONTRA LAS INTERRUPCIONES

Los correos electrónicos, las llamadas telefónicas y las alarmas del Smartphone pueden esperar (claro, siempre y cuando la función no esté vinculada al ámbito de las ventas). Si hay algo importante que se obtenga por esos medios, anotarlo y agendarlo para más tarde.

CONTRA EL OLVIDO

¿Alguna buena idea en mente? Este modelo para lograr una mejor productividad propone que todas las ideas que surjan entre los colaboradores puedan ser anotadas inmediatamente (siempre hay que estar con algún aparato electrónico a la mano). No hay que dejar que esas buenas ideas se pierdan en los pabellones de la memoria.

CONTRA LA DESORGANIZACIÓN

El fin de semana ha llegado, es hora de organizar esas ideas escritas durante todo el fin de semana. ¿Hay algo rescatable? ¿Hay algo que se puede implementar? Las mejores ideas tienen que convertirse en planes de acción a favor de la productividad empresarial.

CONTRA LA PROCASTINACIÓN

Hay tareas que surgen de improviso, pero que pueden realizarse en menos de tres minutos. Si hay trabajos de ese tipo, hay que hacerlo inmediatamente. Si la tarea no pertenece a sus funciones, delegarlo inmediatamente.

CONTRA EL DESORDEN

El desorden inhibe la creatividad y reduce la productividad. Hay que mantenerse la oficina o el espacio de trabajo siempre en orden. Es una de las tareas con mayor importancia del día. Si puede ordenar al comienzo del día, hay que realizarlo sí o sí.

CONTRA EL TRABAJO EXCESIVO

Los momentos para descansar son únicamente para descansar. Hay que olvidarse del trabajo durante las horas libres. Eso no significa que detestes el trabajo. Es más, ello va a ayudar a seguir amando el trabajo, llevando a la mente a experimentar nuevas y diferentes cosas.

Vía: “Claves para emprendedores”

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario