Científicos comprueban que se debería trabajar 4 días a la semana

Desafortunadamente, muchas personas viven en aquella fantasía al pensar que cuanto más se trabaje, más cosas se logrará hacer. Un estudio echa por tierra este mito laboral.

empleados productivos

Lo cierto es que casa vez son más personas las que trabajan 50, 60 y 70 horas por semana y convierten su lugar de trabajo en su segunda casa. Entonces, ¿eres de las muchas personas que tienen esta creencia erronea?

Resulta que los múltiples experimentos de K. Anders Ericsson, experto en psicología laboral, mostraron que las personas solo pueden trabajar con eficiencia a lo largo de cuatro-cinco horas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Demostró que Cuando la cima de la productividad pasa, el proceso laboral se ralentiza y las personas empiezan a sufrir en el trabajo. “Los empleados pueden trabajar con la concentración máxima también después del pico de productividad. Especialmente cuando el jefe se los ordena. Pero entonces se les forma un mal hábito: están esperando que el jefe los obligue a trabajar incluso cuando se encuentran en el período de actividad alta“, señala Anders Ericsson.

Menos horas laborales, mayor productividad

Precisamente, Ryan Carson, el director general de la empresa Treehouse, implementó una semana laboral de 32 horas en 2006 y notó que sus empleados se volvieron más productivos y felices. Según Carson, después de implementar estos cambios, la empresa sigue ocupando su lugar en el mercado, sus ganancias se cuentan en millones de dólares y los empleados van a trabajar con gusto cada día.

Te puede interesar: JP Morgan exige a sus empleados trabajar menos

Lo mismo sucedió en la empresa Reusser Design que se dedica a diseño web. En 2013, implementaron la semana laboral de cuatro días. El fundador de la empresa, Nate Reusser, dice: “Incluso si los empleados tienen que trabajar los viernes, su productividad y desempeño es mayor. No te imaginas cómo se empeña la gente para poder terminar sus proyectos antes del fin de semana”.

Los resultados de esta investigación indican que incluso reorganizar el tiempo laboral da un efecto positivo tanto para los empleados como para la empresa.
Por ejemplo, en el 2008, en plena crisis financiera en Estados Unidos, el ex gobernador de Utah Jon Huntsman llevó a cabo un plan de reorganización de la semana laboral.

Casi el 75% de los empleados de gobierno cambiaron a una semana laboral de 4 días y 10 horas cada uno. Esto permitió ahorrar los gastos de calefacción, refrigeración y electricidad del edificio y ayudó a levantar el espíritu de los empleados. Las personas disfrutaban de su día de descanso extra y se libraron de la necesidad de pasar otro día en medio del abogiante tráfico vehicular.

Por lo tanto, reducir la semana laboral no solo es bueno para los empleados sino también para las empresas.

Vía: Genial Guru

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P