Cómo estas 3 decisiones pueden hacerte más rico este año

Lo que se decide hacer con el dinero es lo que marca la diferencia entre ser millonario y exitoso o tener una situación económica comprometida. Acá podrás conocer cuáles son las mejores decisiones que debes tomar con tu dinero para llegar a ser rico.

El nivel económico es el resultado de las decisiones que se toma con respecto a los ingresos, es por ello que si se quiere ser millonario se deben seguir ciertos consejos sobre lo que se debe hacer con el dinero.

Por eso que para poder disfrutar de la libertad financiera se tendrá que tener un papel activo y determinante en la construcción de riqueza. Para lograrlo aquí te mostramos 3 decisiones simples que se puede tomar con el dinero por el que tan duro se ha trabajado para que este ayude a construir la vida que se sueñas

1. Revisar los estados financieros

La mejor forma de comenzar cada mes es revisando los estados financieros de los productos que se tiene. Esto son la tarjeta de crédito, cuentas de ahorro, inversiones, cuenta de la pensión, la hipoteca del departamento, entre otros.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Lo primero es buscar actividades sospechosas o equivocaciones como cobros indebidos o cargos a la tarjeta que no se realizó, ya que las fechas para hacer reclamaciones son bastantes cortas, y no se querrá pagar algo que no se ha comprado en primer lugar.

Lo segundo, identificar nuevos “cargos” o “tarifas” por utilizar estos productos. Muchas veces no se da cuenta que el banco cobra más comisiones, que el servicio que se solía utilizar ya no está disponible, o cualquier otro cambio que impacte las finanzas personales disimuladamente.

Por último, revisar cómo se encuentra el estado de las deudas y el rendimiento de las inversiones: ¿se ha incrementado o ha disminuido? Esta información permitirá calcular el patrimonio, lo cual se debería hacer cada mes ya que es un buen indicador de progreso.

2. Descubrir cuánto se gastó el último mes

Hacer un presupuesto es muy fácil, lo difícil es cumplirlo y convertirlo en parte de la rutina. Así que al inicio de cada mes hay que comparar cuánto se gastó respecto al mes anterior y mirar si se ha ajustado al presupuesto que se hizo o no.

Si se está por debajo del presupuesto, hay que tomar este dinero y colocarlo en la cuenta de ahorros. Si no, revisar en qué se falló y evitar esas situaciones donde se lo gasta.

Si cada mes e se gasta más de lo presupuestado es posible que no seamos realistas con lo cálculos. Lo recomendado es ajustarlo recortando en otras categorías no tan importantes y asegurándose que los gastos no sean mayores que los ingresos.

Te puede interesar: 8 hábitos productivos que pueden cambiar tu vida

3. Establecer un objetivo respecto al dinero para este mes, o para este año

Por último, se debe establecer un objetivo que nos haga más inteligente respecto al dinero, que permita entender las finanzas y de esta forma se puedan tomar mejores decisiones en el futuro.

Por ejemplo se puede tomar un curso que nos haga experto en finanzas personales, aprender a pintar para más adelante hacer la decoración del departamento, o asistir a un clase de cocina y de esta manera preparar comidas interesantes en casa.

El objetivo podría ser ahorrar 100 dólares extras durante 30 días. Lo importante es que se cumplan con estos objetivos de manera que se sienta la satisfacción de estar trabajando por las finanzas. No solo se trata de pensar en dinero, sino de construir un estilo de vida donde este se convierte en una herramienta para cumplir tus objetivos.

Vía: emprendiendohistorias.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL