Cómo estimular tu energía cuando te sientes cansado o desmotivado

desmotivada

1)    Los alimentos: Como se sabe el cerebro necesita energía para funcionar y aunque pesa aproximadamente solo 1 kilo y medio, el cerebro consume el 25% de la energía corporal. El cerebro utiliza esta energía para alimentar el flujo continuo de los impulsos eléctricos y la comunicación entre las neuronas (células nerviosas). A diferencia de otros órganos el cerebro no almacena energía por lo que para que funcione adecuadamente necesita de dos importantes combustibles en forma permanente: el oxígeno y la glucosa. El oxígeno se obtiene por medio de la respiración y la glucosa esta en los alimentos con carbohidratos.

Los mejores alimentos para el cerebro son los carbohidratos complejos, que se encuentran en los granos integrales, verduras, frutas, las semillas, las nueces, pecanas, pastas, arroz integral y la quinua. Cuando le falta glucosa al cerebro nuestro estado de vigilia o alerta disminuye, por lo tanto disminuye nuestra concentración. Frente a esto la mayoría recurre a comer carbohidratos que no son los ideales para el cerebro tale como: pasteles, pan, chocolates, dulces, papitas, gaseosas etc.

Las proteínas se convierten en neurotransmisores que el cerebro utiliza para procesar la información. Los alimentos que podemos consumir y que son clave son: el pescado, huevos y  lácteos sin grasa.

Y lo que podemos hacer a menudo es consumir mucho líquido en especial el agua, ya que ella será la que transporte todos los nutrientes al cerebro a través del torrente sanguíneo. Una buena dosis de agua te ayudara a estar mejor concentrado y a estar “pilas”.

desmotivado

Otro factor que influye en nuestro estado emocional y en nuestro “bajón” de energía son:

2)    Las compañías; elimina, descarta o aléjate de las personas que sólo llegan a ti  para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedos y juicios negativos sobre  los demás. Si alguien busca un basurero  para echar su basura, cuida que no sea en tu mente.

3)    Líbrate de las deudas y cuentas pendientes.  Evita comprar a crédito. Si ya estas endeudado, haz un plan para pagar tus deudas, renegócialas.  Y se puntual en tus pagos. Asimismo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle. Las deudas no caducan con el tiempo, aunque la ley te proteja; sé responsable, es mejor ahorrar de centavo en centavo, que perder tu preciada energía y tu imagen.

4)    Toma el descanso que necesitas, en el momento que lo requieras. Todo tiene su momento y su lugar. No actuar cuando lo necesitas te  quita energía y no para cuando lo necesitas, también.  Cada dos horas de trabajo continúo, detente y respira, enfócate en tu respiración por solo un minuto. Notaras la diferencia.

5)    Finalmente,  date permiso para botar, reorganizar y deshacerte de todo lo innecesario en tu casa o en la oficina. Un ambiente desordenado y lleno de cosas del pasado que no necesitas, te resta energía. Toma cada papel, recuerdo cada cosa y elige con que te quedas.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion