Cómo matar la creatividad : dinero, cinismo y auriculares

Auriculares

¿Cómo matar la creatividad?

Una interrogante que deben tener en cuenta las nuevas empresas emprendedoras que deben contar con una idea de negocio muy innovadora para generar atractivo en el mercado y lograr tener éxito.

Y en las empresas ya fundadas y con cierto recorrido, la creatividad e innovación no pueden perderse. Por eso uno debe reinventarse y desarrollar nuevos productos y servicios.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




El original del artículo “How to kill creativity: cash, cynicism and headphones”, fue publicada en la revista estadounidense Wired , por Sir John Hegarty, el mayor creativo publicitario inglés, cofundador de la agencia BBH y autor del libro “Hegarty on Creativity: There are No Rules”, quien detalla cuáles son los tips más importantes para mantener activa una carrera creativa y no matarla.

“La creatividad es la búsqueda despiadada de la diferencia en busca de la relevancia. Debe imponerse siempre por delante y, al mismo tiempo, generar deseo. Estos dos factores son fundamentales para llegar al éxito donde una carrera creativa puede lograr ser tan excitante como precaria. Cansancio, rechazos, equivocaciones y desgracias están todos sitios a la espera de bloquear la carrera en la que tanto uno ha invertido más que en cualquier otra profesión”, detalla Hegarty.

La teoría de la década

Se dice comúnmente que la mayoría de las carreras creativas, como el arte, la música o la escritura, empiezan con una década de anticipación. Y es cuando el artista produce sus mejores trabajos.

Si se tiene suerte se podrá seguir repitiendo lo primordial de ese trabajo transgresor e innovar y explorar los temas por el resto de la carrera. Mick Jagger puede recorrer el mundo entero cantando Jumpin’ Jack Flash y 100 mil personas lo ovacionarán.

Un tema que él y Keith Richards lo escribieron en 1968 y fue incluída en el disco ”Through the past, darkly “, el 12 de septiembre de 1969.

Los que no pueden

¿Pero qué sucede si no se puede valorar una carrera con un simple tema?

Jackson Pollock (1912-1956), el influyente pintor estadounidense e importante figura en el movimiento del Expresionismo abstracto, dejó de lado su técnica de salpicar pintura por el alcoholismo. Una frustración muy grande al ver el éxito de otros artistas.

¿Y qué sucedería si se trabaja en un medio que exija tener una idea diferente cada día? ¿cómo aplicarías el “ciclo de la década” y convertir una una carrera de diez años en una de treinta? ¿de dónde vienen las ideas de esta gente? ¿cómo pueden seguir creando y manteniéndose siempre en la vanguardia?

Los tres “must”

Para Hegarty hay tres cosas que cualquier persona creativa debe recordar si quiere prolongar su carrera. La primera es no convertirse en un cínico, ya que el cinismo es la muerte de la creatividad. Más bien hay que tener confianza en la idea que es crucial para la inspiración.

La segunda es quitarse los auriculares. Para Hegarty la inspiración se encuentra en todos lados: simplemente se tiene que hallarla.

Si se acepta que las personas creativas son “transmisoras” porque absorben toda clase de pensamientos, estímulos e ideas, lo reinterpretan y lo reenvían de nuevo hacia el mundo como pequeñas piezas inspiradoras, entonces es lógico que cuantas más cosas se vea y se yuxtaponga, más interesante va ser el trabajo.

Es decir; al estar más conectado y estimulado, más importante será el trabajo. “Se necesita nutrir el alma y la imaginación. Por ello los creativos necesitan nutrirse mientras caminan por las calles y deben deshacerse de los auriculares“, enfatiza Hegarty.

Finalmente, siempre mezclarse con los experimentados y mejores. Para nadie es un secreto que nuestras ideas están siempre en competencia con los demás.

“Hay una razón por qué las personas creativas les gusta juntarse entre sí. No es sólo por reunirse a disfrutar del café; sinoque estando juntos se sienten inspirados, se desafían y se apoyan. Más que ninguna otra profesión, la creatividad alimenta este sentido de comunidad”, añade Hegarty en la nota.

El futuro es creativo

Todo esto es importante y fundamental en la industria publicitaria y el marketing donde la creatividad es esencial como un constante desafío.

Por ello es crucial pertenecer a una agencia que promueva y nutra su creatividad y no en una que simplemente entregue “cheques-premio” a los creativos novatos luego de sacarles el jugo. “Siempre se dice que el futuro es creativo. Simplemente uno debe de asegurarse de ser parte de él”, finaliza Hegarty.

En las empresas

Y en el actual proceso de crecimiento de la economía peruana, la creatividad es la clave más que nunca. Pero muchas empresas inconscientemente utilizan prácticas de gestión que la fulminan. ¿Cómo?

Aplastando la motivación intrínseca de sus trabajadores, es decir, el deseo interno de hacer algo a base de intereses y pasiones.

Se ha visto que los gerentes no matan la creatividad con intencionalidad, pero en su incesante búsqueda de mayor productividad, control y eficiencia –válidos imperativos empresariales– acaban por enterrar a la creatividad.

Y no tiene por qué ser así. Las prioridades de las empresas pueden coexistir sin osbtáculos con el proceso creativo. Pero los gerentes tienen que cambiar su forma de pensar y deben comprender que la creatividad tiene tres partes esenciales : pericia, capacidad para ser flexible y tener mucha motivación e imaginación.

Los jefes pueden interceder en las dos primeras, pero hacerlo resulta lento y costoso. Más eficaz sería aumentar la motivación intrínseca de sus empleados.

Vía: wired.co.uk
Foto: aapublicidad

comments

Autor entrada:

Deja un comentario