Cómo puedes utilizar el tiempo libre en la oficina para emprender

Un experto en negocios señala que se debe destinar 10% del tiempo laboral para planear un nuevo negocio. Aquí te decimos cómo hacerlo.

ideas-de-negocios

Tener un negocio propio es tentador, pero antes de dar ese paso se debe aprovechar las ventajas que ofrece un empleo para construir un negocio por lo que se debe dedicar el 10% del tiempo libre para detectar qué emprendimiento tendrá éxito.

Así lo señala Patrick McGinnis, inversionista de capital de riesgo, quien agrega que si se está pensando en hacer algo propio se creará un espacio mental para aterrizar ideas y recursos. “Eso significa 10%, separar tiempo de planeación y ejecución contando con diferentes respaldos que da el empleo”, asevera.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




McGinnis sugiere no solamente separar 10% de la vida laborar, sino también llevar a la par un programa para destinar 10% del capital recibido mensualmente al emprendimiento.

Así que si la persona desea enfocarse en la oficina para emprender debe tener en cuenta estas sugerencias para aprovechar este porcentaje:

1. Crear los recursos

El especialista reconoce que no es óptimo impulsar una idea utilizando todos los recursos de una oficina, lo importante para no generar problemas es aprovechar lo que se recibe (por ejemplo, cursos y asesorías) pero para dar valor a ambos lados: la de empleado que ofrece un extra a su trabajo y la del próximo emprendedor. Hoy las empresas están ‘hambrientas’ de pensamiento fresco y liderazgo creativo, entonces si se dan herramientas para desarrollar esas habilidades es el mejor momento para aprender a pensar como emprendedor.

Te puede interesar: 13 cosas que un creativo debe hacer en su tiempo libre

2. Entrenarse en maximizar el tiempo

Apartar el 10% de cada día para proyectos alternos no es simple, pero puede ser una meta. Se puede iniciar haciéndolo a la semana obligando a ponerse como primer objetivo eliminar actividades que no entren en las prioridades. Por ello es que no se debe perder tiempo valioso hablando de los problemas en la oficina si se puede ocupar en el nuevo proyecto.

3. Dedicar tiempo a observar ventas y dirección

Casi cualquier negocio que se comienza tendrá como cliente una empresa, así que se debe analizar y anotar qué tipo de pensamiento y bajo qué aspectos la compañía donde se trabaja, decide, por ejemplo, elegir un proveedor.

4. Generar ideas con sus pros y contras

Los economistas utilizan el término ‘costo de oportunidad’ para medir a lo que se renuncia al escoger otra opción. Si se renuncia al empleo para comenzar una compañía, el costo de oportunidad es el salario que no se recibe. Y es que quien no deja el empleo tiene la ventaja de empezar con un costo de oportunidad cero. Hay que aprovechar eso para enlistar qué se quiere del negocio. Lo importante en esta actividad es tener la respuesta a la combinación de dos elementos: ¿qué quiero hacer? y ¿qué se hacer realmente bien? Eso evita la dispersión al momento de pensar en futuros proyectos de negocio.

Vía: expansion.mx

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P