Conoce el país donde el gobierno tiene que prohibir trabajar

El exceso de trabajo es algo habitual en la mayoría países latinos, pero en el país del Sol Naciente es el que presenta un problema de este tipo más grave e incompresible desde otras culturas.

Es un fenómeno que puede sonar extraño para muchos, pero en países como Japón es una realidad tal que se ha convertido en cuestión de estado, denominado Karoshi, puede ser traducido literalmente como “muerte por trabajar en exceso”.

Esto hace referencia a la muerte repentina que algunos trabajadores sufren por cause de trabajaren exceso. Por eso que el gobierno japonés ha presentado un nuevo plan para acabar con el abuso en las horas extra en ese país y su terrible impacto social, personal y sanitario.

Trabajar menos

Se trata de limitar las horas extras permitidas por ley, con vistas a cambiar la cultura del exceso de trabajo arraigada en el país y con el objetivo de prevenir nuevas muertes de empleados relacionadas con este problema.

Se estima que el año pasado más de 3.159 personas se suicidaron en Japón por causas relacionadas con el trabajo -675 de ellas por cansancio-, según datos del Ministerio Trabajo de Japón.

La estrategia ha sido elaborada por un panel liderado por el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y cuenta con el respaldo de las principales organizaciones de interlocutores sociales nipones, la patronal Keidanren y el sindicato Rengo.

Es una iniciativa para combatir las muertes derivadas del exceso de trabajo del Karoshi por lo que el objetivo es que los empleados no excedan en ningún caso las 100 horas mensuales, o de 80 horas en el caso de que se encadenen varios meses con alta carga laboral.

Si se piensa fríamente el límite es una verdadera barbaridad, ya que 100 horas al mes equivale a hacer unas 5 horas al día de más. ¿Quién puede aguantar eso? Y si se aguanta, ¿qué tipo de vida se puede llevar así?

Te puede interesar: Por qué en Japón los jefes nunca felicitan a sus empleados

Karoshi, el fenómeno que mata

En términos médicos, las muertes por Karoshi se manifiestan por ataques al corazón, normalmente fruto del estrés o una dieta muy pobre, un fenómeno que no es exclusivo del país Nipón, pues otros  países del lejano Oriente están viendo cómo se está extendiendo esta corriente con olor a muerte., como en Corea del Sur (‘gwarosa’) y China (‘guolaosi’).

Un caso que llamó mucho la atención fue el de Matsuri Takahashi, empleada de la empresa Dentsu, quien se suicidó a sus 24 años al verse incapaz de lidiar con su estrés.

Fue a partir de entonces cuando se desató la epidemia, cuando trabajadores que laboraban más de 12 horas al día, los 7 días de la semana, año tras año y sin ser compensado económicamente, tenían una enorme presión que se manifestaba física y psicológicamente, un estrés que daba lugar al Karoshi.

Vía: Yahoo Finanzas/elciudadano.com.cl

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados