Conozca 20 claves sobre el trabajador quemado en la empresa

Conozca 20 claves del trabajador quemado en la empresaEl síndrome burnout o del trabajador quemado es un fenómeno del que ya hemos hablado otras veces. Ahora bien, ¿Sabemos reconocer si podemos sufrir este síntoma? ¿Cuáles son los signos que lo evidencian?

Aprenden a identificarlos es el primer paso para evitar quemarnos, es como un aviso, todavía estamos a tiempo:

Signos psicológicos

– Sensación de fracaso. Dudamos de nuestras capacidades.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




– Sentirnos derrotados, incompetentes, sin ayuda posible.

– Falta de motivación e interés en lo que hacemos (trabajo, hobbies, familia)

– Actitud negativa, impaciencia, crispación.

– No sentimos ninguna satisfacción por lo que hacemos, aunque sea bien.

– Sentimos vacío y una distancia insondable con el resto del mundo.

– Sentimos que todo se desmorona a nuestro alrededor y que no podemos hacer nada por evitarlo.

– Distracciones frecuentes e incapacidad para concentrarnos en algo tan sencillo como una conversación.

– Trabajamos más, durante más horas, pero no obtenemos ningún resultado.

– Episodios de pérdida de memoria. No recordamos lo que hemos hecho hace unos minutos.

Signos físicos

– Siempre estamos cansados. Nos falta energía y vitalidad.

– Falta de apetito, desaparece el interés por mantener relaciones sexuales, insomnio.

– No nos sentimos bien, y nos aquejamos de un mal “desconocido”.

– Dolores de cabeza frecuentes, molestias en espalda y cuello. Dolor muscular generalizado.

Cambios en nuestro comportamiento

– Absentismo laboral. Llegamos al trabajo tarde como norma. En última instancia, somos despedidos.

– Aumento del número e intensidad de los conflictos que tenemos tanto en casa como en el trabaio.

– Falta de cuidado e higiene personal.

– Tendencia a aislarnos y recluirnos en nosotros mismos.

– Procrastinación extrema. Falta de responsabilidad.

– Abuso de alochol y de otras sustancias.

Fuente: Muy Pymes

comments

Autor entrada:

Deja un comentario