Consejos para hacer de tu trabajo más saludable

Por lo general en tu vida profesional, el estrés, la falta de ejercicio y la mala alimentación pueden hacer que tu salud se vea fuertemente afectada por tu trabajo. Mejora tu entorno laboral con algunos simples cambios de hábito.

Pues un estudio reciente de la Universidad de Rochester Medical Center demostró que las personas sujetas a estrés constante tienden a consumir alimentos con alto contenido calórico y a realizar actividades sedentarias. Este mismo informe también destaca que cualquiera puede hacer que su empleo sea mucho más saludable con algunos cambios de hábitos sencillos:

Deja de comer en tu escritorio: Según la Sociedad Real de Química, las migajas de tus alimentos pueden dañar el funcionamiento de tu maquina al deslizarse por el teclado durante el día y por la noche, podría atraer insectos o hasta ratones.

Coloca plantas en tu escritorio: En la Universidad del Estado de Washington se midieron los efectos de las plantas en personas con alto estrés y encontraron que cuando se agregó vida vegetal al salón de estudio y presentaban menos tensión arterial.

Mejora tu postura: Este hábito puede dañar tu vista o provocar dolor lumbar. La Universidad de Teesside de Salud y Asistencia Socia,l en Inglaterra, reveló que sentarse derecho no es lo ideal, si no apoyarse hacia atrás en la silla en un ángulo de 135 grados.

Reduce la presión de trabajo: Un estudio danés reflejó que las mujeres con trabajos que calificaban de alto estrés tenían 50% más posibilidades de sufrir de un ataque al corazón.  Tómalo con calma y recuerda, sólo es un trabajo.

Reduce tu tiempo extra: Trabajar de más es malo para el corazón, según la Sociedad Europea de Cardiología. Respeta tus horarios y reducirás estrés, malos hábitos alimenticios y de agotamiento.

Solicita horarios de trabajos flexibles: Los expertos recomiendan separar muy bien la vida laboral de la personal. Es decir, cuando sea hora de trabajar no pienses en los problemas de casa y viceversa.

Mantén limpio tu escritorio: NEC-Mitsubishi realizó una investigación en la que se observó que 45% de los encuestados se enfermaba y sufría más estrés, debido al desorden de papeles en sus lugares de trabajo.

Trabaja en la relación con tu jefe: Tener una buena relación con tu supervisor tiene efectos inmediatos en la salud. Por un lado, tener una relación cordial con tu jefe puede servirte al negociar cargas de trabajo, horarios más flexibles  e incluso incrementos de salario.

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion