Conviértete en el Einstein del emprendimiento

einstein

Dicen que para lanzarse al mundo de los negocios se necesita de valentía, genialidad y locura. Y no hay nada de malo en pensar que uno podría convertirse en el Einstein del emprendimiento; salvando distancias, por supuesto.

Y si se busca en un genio para inspirarse sobresale Albert Einstein, el físico alemán que fue el científico más influyente del Siglo XX, el creador de la fórmula donde se relaciona a la materia y energía : E=mc2 (es tema para otro artículo).

Por ello que muchas actitudes y cualidades de Einstein pueden aplicarse a los emprendedores del siglo XXI. Y entre las principales características del genio alemán que deben motivar a las personas a emprender y llegar al éxito en los negocios tenemos :

Tener imaginación

La imaginación es lo más importante que el conocimiento”, lo dijo una vez el genio, al agregar que si bien es cierto que el conocimiento es limitad, lo que envuelve al mundo es la imaginación.

Y este poder de la imaginación se observa en los avances tecnológicos. Por ello que cualquier proyecto e idea de emprendimiento antes de ejecutarse, debe ser imaginado.

Siempre cuestionarse

Para Einstein, siempre es importante no dejar de hacerse preguntas, ya que “la curiosidad tiene su razón propia de existir”.

Entonces, la gente inteligente se interroga a sí misma para hallar soluciones y obtener conocimiento. ¿Cómo podría hacerlo mejor?, es la pregunta que siempre debe estar en la mente de todo un emprendedor.

Tener intuición

Lo único realmente valioso es la intuición”, lo comentó Einstein mientras trabajaba en física teórica. Por ello para los emprendedores la claves es tener dicha intuición al momento de afrontar nuevos proyectos.

Recordemos que la intuición fue la “picazón” que motivó que Richard Branson aceptara que los Sex Pistols firmaran con Virgin Records y que Hugh Hefner apostara por una revista de artículos de calidad con fotos de mujeres desnudas que lo convertiría en multimillonario. .

Tener actitud positiva

Para el genio alemán si uno es débil en actitud ello se convierte en debilidad de carácter. Por eso se debe ser positivo para afrontar los retos y problemas que aparecen al comienzo de emprender una idea, o de lo contrario la empresa fracasará a mediano o largo plazo.

Olvidarse de los detalles mundanos

Hay ciertas leyendas que aseguran que Einstein tenía armarios llenos de ropa de igual color y textura, aunque no se halla comprobado.

Los especialistas señalan ahora que si se viste siempre de la misma forma se reduce el número de decisiones que se toman y evitando el gasto de la capacidad intelectual en cuestiones de poca importancia.

Bajo esta premisa destacadas personalidades como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama; el emprendedor más importante de Siglo XXI, Steve Jobs, o el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, lo siguen al pie de la letra.

Aceptar el fracaso

Einstein señalaba que si alguien nunca ha cometido errores es porque nunca intentó hacer algo nuevo. Si se aplica a la vida empresarial, a veces los emprendedores que fracasan aprenden más del éxito que los triunfadores. Y esto es una valiosa experiencia para los futuros proyectos de la empresa.

Dominar la tecnología

Einstein fue una persona muy aplicada para dominar las tecnologías con el objeto de para poder crecer, desde su puesto modesto en la Oficina de Patentes de Berna (Suiza).

De tal modo, que ahora, todo emprendedor debe dominar Internet y las nuevas tecnologías, que son las claves para triunfar.

Pensemos que los emprendedores que serán recordados al final de este siglo 21 serán aquellos que dominen la tecnología. ¿Qué viene luego de internet? ¿qué serán de las comunicaciones en 35 años?

Las personas que respondan a estas interrogantes serán los emprendedores que sean líderes de sus industrias.

Aprender a ser curioso

¿A dónde lleva la curiosidad? ¿por qué algunas personas son exitosas mientras que otras se conforman con lo que tienen?

Aunque hay una gran cantidad de recetas para explicar el éxito de una empresa, la curiosidad es uno de los principales motores para “ver” algo que los demás no lo veían.

Ser perseverante

Einstein decía que no era una persona lista, sino que simplemente estudiaba los problemas con más detenimioento.
Entonces, perseverancia y constancia deben de ser dos de las principales premisas para edificar cualquier idea de emprendimiento.

Si se abandona un proyecto cuando se presentan los primeros obstáculos, entonces nunca se llega a buen puerto.

Ser imaginativo

Ya el genio comentaba que la imaginación es como una visión anticipada de lo que se va a conseguir. “La imaginación es más importante que el conocimiento. Lo es todo”, decía.

Entonces, ¿usas la imaginación cada día? ¿cuánto tiempo dedicas a imaginar? Por ello que es importante que los emprendedores “descubran” nuevos procesos, “inventen” nuevos productos para el éxito de la empresa. Y es que cuando se imagina y se desea algo, sin duda que aumentan las posibilidades de éxito.

Aceptar los errores

“Una persona que no comete errores, es una persona que nunca ha probado nada nuevo” , enfatizaba Einstein.

Por ello nunca se debe tener miedo de cometer algún error y considerarlo como un fracaso personal, sino como una manera de aprender, de conocerse a uno mismo y saber cómo se puede mejorar.

Tomar siestas

Se cuenta que Einstein fue un gran creyente de las siestas al medio día con el objeto de recargar energía . Lo cierto es que empresas como Nike y Google han creado un especial ambiente que favorece las siestas de sus empleados. Una lección singular para los emprendedores.

Mantener el balance

Einstein analizaba la siguiente ecuación : “si A significa éxito en la vida, entonces A es igual a ‘x’ más ‘y’ más ‘z’. El trabajo es ‘x’, la ‘y’ es jugar y la ‘z’ tener la boca cerrada”.

Hay que observar que el genio no colocó cantidades absolutas en cada variable. Dudamos que fue accidental. El científico sabía muy bien los ingredientes del éxito y aseguraba que la fórmula cambiaría algún día.

Entonces, no interesa cuál sea el valor de x, y, z… los emprendedores nunca deben olvidarse de la ‘y’. Hay que pensar en esto.

Y así como Albert Einstein, ¿qué otro personaje de la historia es un ejemplo y modelo de emprendedor?

Vía: muypymes
Foto: einstein.simondesenlisblogs

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.