¿Cuánto debe ganar el dueño de una empresa?

Muchos emprendedores reinvierten lo que genera su empresa para pagar deudas y para retribuir a inversionistas. Pero, ¿cuándo deben empezar a cobrar su sueldo?

Ser rentable es la meta de todo negocio y para lograrlo, muchos empresarios hacen sacrificios, incluyendo el de su propio sueldo. Algunos emprendedores incluso van más allá y no se pagan a sí mismos hasta no estar en números positivos.

Esto significa haberle devuelto su dinero a los inversionistas y tener un colchón financiero. Tal vez no se necesite pagarse una gran cantidad en los primeros años; sin embargo, en algún punto se debería recibir un sueldo por el tiempo y talento que se aporta a la propia compañía.

Y aunque parece evidente que ponerse un sueldo desde los inicios es una opción muy saludable, hay quienes opinan que reducir o incluso eliminar el sueldo en la fase de lanzamiento es a veces imprescindible para la supervivencia del negocio.

Lo cierto es que existen algunas razones de por qué el dueño del negocio debe tener un sueldo:

1. Privarse es contraproducente

Si no se tiene un sueldo significa que nada ingresa a la cuenta personal y, por lo tanto, las finanzas personales podrían verse afectadas si se vive solamente de los ahorros. Si bien en las fases iniciales del negocio es normal abstenerse de un salario para ayudarlo a crecer, también es razonable empezar a recibir parte de las ganancias generadas.

2. Sueldo justo por trabajo justo

Algunos emprendedores se pagan un sueldo modesto y lo compensan beneficiándose de un porcentaje mayor de las utilidades. Si se tienen inversionistas o socios, éste podría ser el acuerdo más justo, pues obliga a todos a poner su mayor empeño en el trabajo, ya que mientras hayan buenos resultados mayores serán los ingresos y ganancias.

3. El tiempo es valioso

Generalmente los emprendedores contabilizan aspectos obvios, como teléfono, alquiler, Internet o papelería de oficina, pero se olvidan de incluir el pago por las horas trabajadas. Una buena regla es estimar cuánto valdría el tiempo (considerando el estándar del mercado) y usar el cálculo como el sueldo base. En la fase inicial, eso podría representar un salario bajo; aunque una vez que hayan utilidades mensuales y la empresa sea autosustentable, el dueño del negocio podrá pagarse más.

Te puede interesar: ¿Cuánto sería tu sueldo como propietario del negocio?

4. Con o sin inversionistas, hay que pagarse

Si el negocio ya es rentable, es recomendable apartar un porcentaje de las ganancias mensuales como sueldo. Muchos inversionistas son cautelosos sobre los emprendedores que quieren obtener un salario generoso desde el primer día, porque primero desean comprobar que estos están tanto o más comprometidos con la inversión y con la empresa. Así que abstenerte de cobrar un sueldo en la fase inicial hasta que el negocio sea rentable puede ser una de sus expectativas. No obstante, la mayoría de inversionistas estarán de acuerdo en que el dueño sea el primero en recibir una parte de las ganancias.

5. Evitar el agotamiento

Recibir el pago mes a mes antes de reinvertir el resto de vuelta en el negocio ayuda a mantener os ánimos y no agotarse en vano. Lamentablemente, no se puede vivir de esta frenética carrera emprendedora. En algún punto se necesitará ver resultados tangibles por este esfuerzo.

Vía: iprofesional.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados