A cuidarse de los excesos en la cena navideña

cenanavidad

cenanavidad

La nutricionista Adriana Carulla nos brinda algunos consejos para evitar los empachos y la indigestión, muy comunes en la Nochebuena. La Navidad es la época del Año en la que más comida solemos encontrar a nuestro alrededor. Desde la deliciosa combinación del panetón con una taza de chocolate caliente, hasta un exquisito pavo al horno. Sin embargo, comer y beber en exceso puede causar indigestión y otros problemas estomacales.

¿Qué podemos hacer para prevenir los riesgos?

1. No saltes el desayuno.

Es importante organizar las comidas al despertarnos. Resulta fundamental empezar el día con alimentos que nos aporten las energías necesarias para realizar nuestras labores. Un buen desayuno como un jugo y un pan integral con queso fresco y aceituna es una buena opción. Si cuentas con tiempo libre, ejercítate.

2. Come algo ligero antes de la cena de Navidad.

Los antojos antes de la cena navideña son muy comunes, por lo que para saciar el hambre, se sugiere picar alimentos ligeros como un vaso de yogurt o huevos sancochados.

3. No comas con los ojos.

No te dejes guiar por lo apetitoso que pueda parecer la gran cena navideña, sino más bien escoge con sabiduría los alimentos que mejor combinen. Prueba con ensalada sin mayonesa ni condimentos pesados, evita comer el pellejo del pavo y por último, escoge solo una de estas tres raciones: arroz, puré de camote o de manzana.

4. Mide tus porciones.

Se recomienda llenar la mitad del plato con ensalada y la otra mitad con la porción de carbohidratos y el pavo. Come lo necesario, evita repetir.

5. Comparte en familia.

Además de la cena, la Navidad es compartir con la familia y los seres queridos. Por ello, disfruta el tiempo conversando, recordando los mejores momentos y sobre todo, agradeciendo.

Vía: Publimetro

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion