Descubre aquí si eres adicto al trabajo

adicto al trabajo

Si estás conectado las 24 horas a la web, nunca disfrutas de las vacaciones, prefieres la soledad y siempre eres el primero en llegar y el último en salir de la oficina, entonces eres un adicto al trabajo.

En efecto, bajo estos síntomas se forma parte de las personas que anteponen su trabajo a la vida, sacrificando horas de ocio por culpa de las agotadoras jornadas laborales. En Estados Unidos se le conoce como término inglés workaholism que vincula el concepto de trabajo con el alcoholismo, relacionándolo con una drogodependencia.

Bajo esta adicción el trabajador de forma gradual va perdiendo estabilidad emocional y se convierten en adictos al control y al poder intentando lograr el éxito. Así que el adicto al trabajo es aquella persona que, literalmente, ha convertido su trabajo en el centro de su vida ocupando un papel vital que resta importancia a la vida familiar, a la vida social y el ocio.

Cómo detectarlo

Muchas veces el entorno del workaholic no ve mal si tiene este comportamiento, si se la compara con otroque practica juegos de azar, se droga o bebe de forma descontrolada; pues estas conductas son consideradas reprobables.

Pero trabajar más de la cuenta, incluso los fines de semana y hasta renunciando a las vacaciones, parece algo respetable. Entonces, ¿cómo saber si has pasado de trabajar para vivir a vivir para trabajar?

Lee también: Cómo descansar si eres un adicto al trabajo

Se trata de un proceso gradual donde los especialistas señalan que puede oscilar entre los cinco y los veinte años. De esta forma se encuentran tres grupos diferentes entre los adictos al trabajo.

  1. Los cognitivos o mentales: son quienes sufren de ansiedad, irritabilidad; son depresivos; necesitan siempre trabajar más y dedicarle más tiempo al trabajo.
  2. Los fisiológicos: los que sufren de insomnio, estrés y, a largo plazo, hipertensión arterial y la alta tasa de probabilidad de sufrir enfermedades vasculares.
  3. Los de comportamiento: son quienes tienen la necesidad compulsiva de elaborar muchas listas qué hacer y de anotar en la agenda hasta el más mínimo detalle.

Un dato a considerar es que la adicción al trabajo que afectaba a los hombres, principalmente, en los últimos años se ha extendido entre las mujeres y se calcula que más del 20% de la población trabajadora mundial son adictos al trabajo.

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgo que conducen a esta adicción se pueden señalar:

  • Las presiones económicas familiares y el temor a perder el trabajo.
  • La fuerte necesidad de conseguir el éxito y el puesto laboral deseado.
  • El temor a los jefes prepotentes, exigentes y que amenazan constantemente al trabajador con perder su empleo.
  • La falta de organización, que permite la acumulación y sobresaturación del trabajo.
  • El ambiente familiar problemático que hace que el trabajador no quiera llegar a casa.
  • La ambición excesiva por el poder, el dinero y el prestigio.
  • La presión de la sociedad para que los hijos sean independientes.

Tipología del workaholic

Las personas adictas al trabajo tienen algunos rasgos comunes como:

  • La necesidad de reconocimiento social de su trabajo.
  • Son perfeccionistas y con baja autoestima. No les gusta trabajar en equipo, prefieren trabajar solos.
  • Anhelan tener poder aunque su motivación no sea solo esto.
  • Son personas con un puesto de responsabilidad y con posibilidades de ascenso. 
  • Son narcisistas, cuando alcanzan puestos con poder se deshumanizan.
  • Son muy exigentes con ellos mismos y con los demás.

adiccion al trabajo

Consecuencias de la adicción al trabajo

La adicción al trabajo genera consecuencias negativas en la vida familiar, ya que conduce al aislamiento, al divorcio y a la destrucción de la convivencia familiar.

También pueden desarrollar problemas de salud como enfermedades cardiovasculares, gástricas, hipertensión, musculares y ansiedad.

Te puede interesar: El empleado cumplido o el adicto al trabajo

Además pueden consumir sustancias tóxicas para aumentar el rendimiento laboral y superar el cansancio y la necesidad de dormir.

Tratamiento de la adicción al trabajo

Cuando la adicción al trabajo ya es una realidad, es clave someterse a una terapia psicológica que es el tratamiento más eficaz para abordar este problema, lo que se denomina terapia cognitiva-conductual que ayuda al paciente a gestionar y obtener un nivel de autocontrol mayor en su trabajo.

Al mismo tiempo, le enseña a llenar sus tiempos fuera de su profesión permitiéndole disfrutar de los mismos.

Mira este video: Adicción al trabajo

Vía: psicologia-online.com
Foto: ve.emedemujer.com

Artículos relacionados:

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion