El secreto para siempre recordar el 90% de lo que aprendemos

Los expertos en aprendizaje nos cuentan el secreto para recordar el 90% de lo que aprendemos.

aprender a recodar

Sea lo que uno esté aprendiendo, tocar un nuevo instrumento, inglés, un nuevo deporte, etc. el aprendizaje acelerado puede ayudarte. Y es que la clave para lograrlo no es hacer más cosas en menos tiempo, sino es maximizar la eficacia de lo que se está aprendiendo.

La analogía del cubo y el agua

Si se ha llenado un cubo con agua hasta el borde, la mayoría de cubos no deberían tener problemas para retener el agua en su interior, hasta que empieza a rebosar en la parte superior.

Pero no es así como funciona el cerebro humano. De hecho, la mayor parte de información que procesa el cerebro se fuga con el tiempo. En lugar de mirar a nuestra memoria como un cubo que lo retiene todo, hay que tratarla como lo que es: un cubo con fugas.

Aunque la analogía del cubo agujereado pueda sonar como algo negativo, es perfectamente normal. A menos que nacieras con una memoria fotográfica, tu cerebro no está diseñado para recordar toda la información, experiencias o hechos que vivirás a lo largo de tu vida.

Te puede interesar: Los mejores trucos para memorizar más rápido

¿Cómo recordar el 90% de todo lo que aprendes?

Como muestran las investigaciones, los seres humanos recordamos:

  • El 5% de lo que aprendemos cuando o hemos aprendido de una conferencia (es decir, clases de la universidad/colegio).
  • El 10% de lo que aprendemos cuando lo hemos aprendido leyendo (es decir, libros/artículos).
  • El 20% de lo que aprendemos cuando lo hemos aprendido a través de soporte audiovisual (es decir, a través de vídeos, apps.)
  • El 30% de lo que aprendemos cuando vemos una demostración.
  • El 50% de lo que aprendemos cuando participamos en un debate grupal.
  • El 75% de lo que aprendemos cuando practicamos lo que hemos aprendido.
  • El 90% de lo que aprendemos cuando lo empleamos inmediatamente (o cuando se lo enseñamos a otros).

piramide aprendizaje

Sin embargo, ¿Cómo aprendemos la mayoría de nosotros?

Clases magistrales, libros, videos -métodos de aprendizaje pasivos que se traducen en 80%-95% de información que entra por un oído y sale por el otro. La clave es que en lugar de forzar al cerebro a recordar información con métodos pasivos, se tiene que centrar el tiempo, energía y recursos en métodos participativos, que han demostrado ser más eficaces en menos tiempo.

Esto significa que:

  • Si deseas aprender a hablar un idioma extranjero, hay que centrarse en hablar con nativos y conseguir una retroalimentación inmediata, en lugar de las apps para móviles.
  • Si se desea aprender cómo ponerse en forma, se debe trabajar con un entrenador personal y dejar de ver tantos videos de entrenamientos en Youtube.
  • Y si quieres aprender a tocar un nuevo instrumento, contrata a un profesor particular a domicilio.

En última instancia, todo se reduce a esto…

¿Tiempo o dinero?

¿Cuántas veces has oído a alguien decir: “No tengo tiempo para hacer…” Son excusas acerca de la falta de tiempo que tenemos en la vida. Pero el tiempo es la cosa más constante del mundo: solamente se tiene 24 horas al día, donde cada minuto es único, y una vez que se ha ido, no se la podrá recuperar a diferencia del dinero-.

Y si todos tienen las mismas horas en un día, ¿cómo se explican los casos de éxito de jóvenes millonarios que empezaron de la nada, o el de un estudiante que aprendió inglés en 3 meses? la clave. aprendieron a maximizar la eficacia, en lugar de solo el rendimiento.

Veámos u ejemplo: si la persona A estuvo una hora aprendiendo un idioma y retuvo el 90% de lo que aprendió, y la persona B estuvo 9 horas y retuvo el 10%. La persona B estuvo 9 veces más de tiempo aprendiendo que la persona A, pero retuvieron la misma cantidad de información (A= 1 x 0.9 y B= 9 x 0.1).

Las cifras exactas se pueden debatir, pero aquí hay una cosa clara. La forma de tener más tiempo no es ir a por pequeños pasos, como ver 10 minutos de tutoriales de YouTube en lugar de 20. Hay que ir a las grandes victorias, y eso se consigue escogiendo el método más eficaz desde el principio.

La idea es tratar de aprovechar al máximo el tiempo limitado que se tiene, centrándose en las soluciones que más van a aportar, y diciendo no a todas las demás. A fin de cuentas, si se quiere aprender algo, se debe aprenderlo de verdad.

Vía: euroresidentes.com
Foto: modoemprendedor.com

Lee también: CURSOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados