Empresas buscan profesionales que tengan mentalidad “start up”

Las empresas han encontrado en el emprendimiento una fórmula para aumentar su capacidad innovadora y para ello necesitan profesionales dispuestos a lanzar proyectos disruptivos dentro de la organización.

Desde hace 5 años, las grandes empresas han comenzado a fijarse en las startups y su novedosa forma de trabajar. Su interés es tal que incrementan su apuesta por el emprendimiento corporativo para implantar modelos de innovación ágiles.

Así que ahora son más comunes las colaboraciones con las firmas de reciente creación, los planes de innovación abierta para lanzar aceleradoras propias, así como los programas para convertir a los empleados en emprendedores dentro de la organización.

Precisamente, un estudio realizado por Deusto Business School, junto a la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de La Rioja y Neoris para el Centro Internacional Santander Emprendimiento (CISE), ha analizado este escenario.

Las nuevas empresas intraemprendedoras

En concreto el estudio destaca las iniciativas de hasta once empresas como Santander, Sacyr, Repsol, Telefónica o Enagás, donde el objetivo es conseguir intraemprendedores, es decir, profesionales que “cuentan con ciertas motivaciones (personales y profesionales) y actitudes (proactividad o asunción de riesgos) que les llevan a proponer o liderar una idea.

Así, las empresas tienen el reto de ofrecer el entorno organizativo y económico adecuado para formar a los empleados. Un escenario disruptivo en el que será imprescindible el papel de un nuevo profesional, el chief entrepeneur executive.

A decir de Iñaki Ortega, director de Deusto Business School, este experto es clave para que el intraemprendimiento funcione, pues pertenece al comité directivo y coordina todas las prácticas para transformar la empresa.

Te puede interesar: 7 claves para potenciar tu mente empresarial

Lo cierto es que desde el punto de vista de los profesionales, se trata de un fenómeno con buenas perspectivas, pues el 53% de las personas involucradas en estas prácticas opina que emprender es una buena opción laboral. En este sentido, el 80% de las firmas cuenta con algún programa para detectar ese talento, mientras que sólo el 23% colabora con emprendedores externos.

Asimismo, Ortega insiste en la importancia de establecer reconocimientos específicos para estos empleados desde mejoras en el salario hasta promover su desarrollo de carrera lo que origina que las prácticas tengan un impacto positivo.

Un dato final: el  80% de las firmas considera que influyen en el desarrollo de nuevos productos, el 77% considera que ayudan a incrementar las ventas, el 57% cree que sirven para mejorar la imagen de marca y el 54% para reducir costes.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments