Frases desmotivadoras que debes evitar

frases

Se dice que las palabras se las lleva el viento. Bueno, para los emprendedores, deben ser las negativas. Porque si no es así, para la empresa puede ser muy perjudicial y desmotivador.

Son varios los estudios que señalan el papel de las palabras en el cerebro, hasta el punto de considerar que la mente y el sistema inmunológico, no reacciona por igual ante palabras positivas que ante palabras o estímulos negativos.

Y es que las palabras pueden cambiar el cerebro. Por ejemplo, cuando se pronuncian palabras negativas como “no”, “obstáculo”, “difícil” o “problema”, “no’, “estrés” u “obstáculo”, originan que en nuestro cerebro se iluminan áreas relacionadas con la amígdala y con la segregación de cortisol, ambas zonas vinculadas la generación de estrés.

Lee también: Frases motivadoras que cambiarán tu vida

Mientras que cuando se habla en positivo con frases como “logro”, alegría”, “beneficio”, “o “vivir”, se iluminan las áreas relacionadas con las emociones y con la segregación de dopamina, vinculada al bienestar y al buen humor.

Ante la propuesta de un colaborador o subordinado

En este tipo de situaciones donde proliferan las expresiones desmotivadoras, hay que incidir en el no. Y es que centrarse en lo que no se puede hacer es muy frustrante porque limita la posibilidad de mejora. Ejemplos: “Eso es imposible. No va a funcionar”. “Siempre se ha hecho de este modo”. “Ya lo intentamos y no dio resultado”. “Eso es un disparate”.

También evitar los peros. Por ejemplo, cuando se introduce un “pero” en una frase automáticamente se anula toda la afirmación anterior : “Estoy de acuerdo contigo, pero…”; “Lo has hecho muy bien, pero…”.

En cambio se debe buscar conjunciones, no confrontaciones, por lo que mejor es sustituir los “peros” por “y”, “además”, “también”. Así se evita posiciones defensivas: “Estoy de acuerdo contigo y creo que podríamos añadir esto otro o quizá mejor esto”.

siguiente boton pymex

Artículos Relacionados