Guía de Google para organizar perfectamente el trabajo semanal

Las obligaciones suelen ser muchas y cada vez hay más; por ello, tener una buena organización permitirá disfrutar de más tiempo con la familia y conseguir hacer todo lo que se necesita.

Organizar la semana adecuadamente puede ayudar a reducir y controlar el estrés así como también asegurar que las entrevistas o tareas importantes sean llevadas a cabo de un modo oportuno.

El proceso debe incluir los proyectos laborales y personales para dar un “mapa para el éxito” manejable que priorice las actividades más importantes en la semana y también permita que las cosas inesperadas aparezcan.

Y hay que tener en cuenta que no se cuenta con el mismo nivel de energía los diferentes días de la semana. Por ello, te ofrecemos un reparto de tareas basado en los días laborales de la semana:

Lunes

La situación es común para varios emprendedores : se acaba de volver del fin de semana, de disfrutar del tiempo de ocio y desconectarse todo lo posible del trabajo, por ello, como si de la vuelta de vacaciones se tratara, aun no están al cien por cien en cuanto a capacidad creativa se refiere.

Y esto es para programar tareas como establecimiento de objetivos, organización y planificación. Así que las tareas con baja demanda de energía ayudarán a romper los hábitos del fin de semana.

Martes, Miércoles

Luego  de haber asimilado de nuevo el ritmo semanal, llega el momento en que deben aprovecharse de la frescura para crear y avanzar en el proyecto, sea cual sea. Este es el momento del máximo pico de energía semanal, momento que debe aprovecharse para abordar los problemas más difíciles, lluvias de ideas y trabajo “pesado”.

Te puede interesar: ¿Sabes cómo ser más productivo planificando la semana?

Jueves

En este punto la energía comienza a disminuir. Tras tres largos y agotadores días de trabajos plagados de circunstancias personales, contratiempos y demás entuertos del día a día, el desgaste hace mella en los emprendedores. Por ello, deben dedicarse a programar reuniones (siempre que sean necesarias) y buscar el consenso del equipo.

Viernes

Para este día, el nivel de energía está prácticamente en cero. Hay que hacer trabajos de composición abierta y planificación a largo plazo para vislumbrar el proceso de los objetivos con algo de perspectiva, dejando atrás el estrés y fomentando la construcción de relaciones.

Para aquellos que saben aprovechar al máximo su tiempo, los viernes son ese día de la semana en el que comienza el fin de semana y uno solo piensa en relajarse pero, al mismo tiempo, hay que utilizar ese espacio de tiempo para compartir vínculos e ideas con los compañeros y prepararse para un nuevo lunes repleto de posibilidades.

En fin, es muy importante aprender a organizar las labores diarias tanto o más que las semanales, pues establecer trabajos en bloque, por ejemplo, ayudará a que todo el equipo sepa hacia donde se está yendo y los objetivos puedan cumplirse de forma más rápida y eficiente.

Vía: club-mba.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL