¿Cómo ser capaces de manejar las emociones?

El manejo de las emociones en el ser humano está a cargo de un área muy antigua del cerebro, llamada sistema límbico, la que parece muy permeable a los mensajes verbales generados por el cerebro consciente, sobre el cual afortunadamente sí tenemos control.

Por una parte, las palabras monopolizan nuestra escasa racionalidad; por otra, sus significados educan al subconsciente para atender en forma prioritaria los estímulos que nos permitan alcanzar los objetivos declarados.

Parece evidente, entonces, que tenemos la posibilidad de utilizarlas en nuestro propio beneficio, lo cual llama a tener un poco de precaución en lo que decimos y, mucho más, en lo que pensamos.

Resulta tan difícil modificar el estado de ánimo de alguien que no tiene la voluntad de cambiarlo por sí mismo. Si te sientes mal es porque tú mismo lo provocas, dirigiendo voluntariamente tu atención hacia aquellos estímulos que te resultan ingratos.

Por tanto, los medios que tienes a nuestro alcance para cambiar el rumbo de tus estados de ánimo son muchos y dependen, en gran medida, de tus propias decisiones y de los mensajes lingüísticos que grabas en tu cerebro. Ese mismo pensamiento debes intentar trasmitirlo a tus empleados, alumnos o votantes, sea cual sea tu puesto de líder.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion