La actitud es importante para conseguir un empleo

Seas un profesional egresado o alguien con mayor experiencia, al momento de buscar trabajo aplica una lógica general: se queda el astuto, el que busca por todas partes cómo quedarse y sabe a detalle lo que busca una empresa. “Puedes haber estudiado una carrera y crecer en otra área laboral, eso vendrá después. De inicio, lo importante para contratarte es saber de dónde viene la empresa; cuando se tiene claro su historia, logros y metas es más fácil obtener un ‘sí'”, dice Martha Vallejo, psicóloga y orientadora vocacional.

Los parámetros analizados en un candidato varían según la compañía, pero hay cualidades generales en las que los empleadores se fijan, como el tener ‘hambre’ de lograr resultados, dice Clementina Yamamoto Rosas, colaboradora del área de recursos humanos de GNP Seguros. Existen, además, otros talentos que las empresas desean detectar para contratar a un empleado, entre éstos:

1. Ser especialista en ‘dificultades’. Un concepto que debes tener en mente es el ‘problem-solving’ se refiere a que las organizaciones buscan gente que sepa solucionar problemas y no desee renunciar al primer contratiempo o crisis. “Los empleados necesitan comprobar que aceptan un trabajo con sus pros y contras, y deben estar dispuestos a pensar en nuevos enfoques para resolver lo que se presente. Esto es importante mencionar en la entrevista”, menciona Vallejo.

2. Profesional de tiempo completo. Quizá la característica individual más importante a demostrar es la fiabilidad. Las empresas quieren gente con la que se pueda contar, que esté a tiempo en los compromisos y no caiga en la tendencia de postergar sus entregas o abandonar el trabajo objetando que los demás no hacen lo mismo, o que la organización no requiere ‘tanta atención’ porque se trabaja para otros y no en beneficio de uno mismo. Conseguir un trabajo, dice Vallejo, no sólo es ganar dinero; es una parte importante, pero no la única. Hay que demostrar que se puede con el puesto, en los buenos y en los malos momentos.

3. Menciona que sabes ‘aliarte’. Un aspecto más al que prestan atención los empleadores es la palabra ‘mágica’: equipo. Los días en que los ‘individualistas’ dominaban el lugar de trabajo han terminado. Los directivos quieren a gente capaz de relacionarse (tal vez no como amigos, pero si como equipo de trabajo) con otras personas sin conflictos personales. Hacer uso de conceptos como “resultados en conjunto” y “apoyarse” de la labor de otros, ayudan en un encuentro laboral.

Vía

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion