La importancia de ser proactivo en tu vida profesional y personal

proactividad_06_02_2013

Somos débiles como seres humanos. Nos gusta huir tanto de los problemas como del trabajo que no tengamos que realizar a corto plazo. Aunque sepamos que en un futuro será inevitable podemos ignorarlo durante un tiempo visto que la alternativa nos genera incomodidad.

Por qué te interesa ser proactivo

Casi siempre sucede que necesitamos un tercero que nos confronte de manera directa con lo que a nosotros nos puede parecer todavía una situación lejana y con un poco de suerte evitable.

  • Con el avance del tiempo las cosas empeoran: en el 99,9% de los casos los problemas, las tareas y los conflictos no se solucionan sin tomar acciones para resolverlos. No estás bajo la presión de buscar una solución en el momento por lo que puede tomar una decisión entre diferentes alternativas.
  • Das una buena imagen: sabemos lo que cuesta ser proactivo. Aquellas personas que muestran esa capacidad nos generan una buena imagen porque hacen las cosas de manera correcta.
  • Desarrollo personal: salir de tu zona de confort la amplia y te hace ver más allá que el día anterior. Aprenderás sentirte cómodo en situaciones que la semana pasada te causaron sudores de menopausia sin ser mujer o tener la edad.

Cómo mostrarte proactivo en lo profesional y lo personal

Ser proactivo no es nada complicado. Lo “único” que tienes que hacer es dar el paso más allá cuando te estás dando cuenta que estas al borde de tu zona de confort. Merece la pena hacer el esfuerzo si quieres avanzar a nivel profesional y/o personal.

  1. Anticipar problemas antes de que ocurran: no esperes hasta que sea demasiado tarde. Toma decisiones aunque sean dolorosas antes de que las cosas empeoren. Queremos pensar hasta el final que las cosas se solucionan sin más pero los milagros únicamente existen en los cuentos de tu infancia.
  2. Realizar tareas antes de que te lo digan: da igual si trabajas por cuenta ajena o te contrata un cliente. Hay cosas que ya intuyes y sabes que te tocan realizar. En muchos casos preferimos esperar hasta que nos lo digan con la esperanza de poder evitarlos. En estas ocasiones se pierde la oportunidad de dar una buena imagen a través de acciones proactivas.
  3. Aportar soluciones antes de que te lo pidan: no esperes hasta que tu jefe o contacto de la empresa que te ha contratado empiece a quejarte. Si sabes que no has dado lo mejor de ti avánzate y aporta soluciones antes de que te lo pidan.
  4. Ser empático y leer entre líneas: si, incluso tienes que poder la mente de las personas. No todos tenemos este talento de ver lo que no está escrito entre líneas. Si lo consigues la sorpresa y el impacto serán más que positivos en tu interlocutor.

Ser proactivo te aporta muchas ventajas frente a únicamente reaccionar porque no tienes otras opciones. No pierdas la ventaja de tiempo que tienes esperando hasta que sea demasiado tarde para actuar teniendo todavía todas las posibilidades entre las manos.

Finalmente aquí les dejo un video donde nuestros amigos de Inspira nos dan un alcance sobre lo que significa ser realmente una persona proactiva.

¿Y tú ya te propusiste ser proactivo en tu vida laboral y personal?

Fuente: marketingguerrilla.es

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion