La oración del empresario Mype

Una reflexión espiritual para darse impulso a la hora de afrontar una nueva aventura.

empresarios-mype

Para nadie es un secreto que los empresarios de las micro y pequeñas empresas (Mype) cumplen una labor fundamental en la generación de empleo en el Perú, por lo que es necesario que el gobierno, en su plan estratégico de promoción al empleo, tenga como aliados a las Mypes para mejorar la economía del país.

Pero hay varios problemas que enfrentan sus empresarios que les ocasionen que las empresas, algunas ya establecidas o las que se inician, terminen en fracaso. Dicho fracaso no es necesariamente total, pero es evidente en algunos aspectos: las empresas no controlan los costos, dejan que sus clientes los abandonen o lanzan al mercado servicios o productos equivocados.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lo cierto es que abrir un negocio Mype es un acto de valentía que no tiene el éxito asegurado. Según estadísticas de la Sunat, al tercer año una de cada tres empresas no logra pasar la barrera del tercer año. Las posibilidades de éxito de cada nuevo emprendedor son, entonces, reducidas, especialmente en segmentos de bajo valor agregado en los que pueden ser fácilmente desplazados por las grandes empresas.

Te puede interesar: 5 consejos para hacer crecer tu negocio Mype

Sin duda, es una lucha continua de emprender por lo que este tipo de empresarios deben tener en cuenta esta oración que les sirva de empuje y guía espiritual los 365 días del año:

Dios mío, a ti que eres todo bondad, fuerza y justicia,
te doy gracias por todo lo que tengo y tendré;
pero sobre todo por ayudarme a tener claridad
acerca de lo que quiero Ser como persona.

Te agradezco también, por haberme dado
los talentos necesarios para encarar las dificultades,
y levantarme después de cada caída,
con más energías para recuperar el tiempo perdido.

Dios mío, te suplico que me inspires para no abandonar jamás
mi propósito de servir con agrado a mis clientes, y
sentir la satisfacción de ayudarles a resolver sus problemas,
para que tengan siempre el mejor recuerdo de mí.

Te pido por otra parte, que mi relación con mis proveedores
sea de respeto hacia ellos y que nunca les perjudique,
para que sientan que con mi negocio prosperaron.

Dios mío, te ruego que ilumines mi mente, para reconocer
que sin la colaboración de los que trabajan conmigo
nada podría lograr en debida forma, y pongas en mi corazón
la gratitud para agradecerles constantemente.

Te imploro que me des tolerancia para aceptarme a mi mismo,
y reconocer mis cualidades por ser tu obra,
que me obliga a superarme permanentemente.

Dios mío, alimenta la nobleza que hay en mí,
para aceptar de buena gana la existencia de mis competidores,
y verlos como una oportunidad para corregir mis errores,
camino a la competitividad.

Te suplico que fortalezcas mi responsabilidad frente a las necesidades
de la comunidad, y que no me vea depredando la naturaleza,
ni corrompiendo la administración de justicia.

Dios mío, te ofrezco ser un servidor público desde la actividad privada,
y sentir que con mi negocio o empresa ayudo siempre a los demás
y me siento feliz.

Vía: mundomype.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P