Las 5 habilidades blandas que necesitan desarrollar los jóvenes ejecutivos

La Universidad Panamericana dio a conocer el Smart Center, un espacio en donde los jóvenes profesionales y alumnos podrán desarrollar mejor sus habilidades.

Comunicarse, administrar el tiempo y reponerse de las frustraciones son algunas habilidades que difícilmente se aprenden en la universidad. Hasta ahora.

La Universidad Panamericana, en el marco de los festejos por su 50 aniversario, dio a conocer el Smart Center, un espacio en donde los alumnos podrán desarrollar mejor estos y otros skills que tienen más que ver con la conducta que con los conocimientos teóricos.

De tal modo que en el Smart Center se formarán grupos estudiantiles que presentarán una serie de iniciativas que tienen que ver con el desarrollo de estas habilidades y de herramientas complementarias a su formación académica.

Talento científico

Los académicos de la esta universidad que tiene como sede a Guadalajara, Aguas Calientes y Ciudad de México, vieron en este nuevo centro la posibilidad de empatar el conocimiento científico de las diferentes carreras con los talentos de los que muchos egresados adolecen.

Y com señala María Teresa Nicolás, vicerrectora académica de la UP y directora del Smart Center, se ha notado que los conocimientos científicos ayudan a resolver problemas teóricos, pero la vida cotidiana exige de ti no sólo eso, sino también habilidades y acciones que se ponen en práctica en todo momento.

La sede funcionará como un Think Tank, desde su diseño arquitectónico hasta la concepción de los diferentes programas que se impartirán desde ahí y donde el alumnado podrá acudir al Smart Center, en donde será recibido en pequeños cubículos por un profesor o becario, quien propondrá una solución a las necesidades y creará un programa a la medida para cada caso.

Para concebir este modelo, las tres vicerrectoras de la UP realizaron un viaje en el cual visitaron las sedes de Oxford, Cambridge, Southampton y Birmingham en marzo de este año, con el objetivo de entender las asesorías que se impartían más allá de la tira de materias.

En Southampton, por ejemplo, los estudiantes reciben apoyo psicológico, emocional, alimenticio, e incluso talleres de finanzas personales, lo cual también adaptaremos en este Smart Center”, recuerda la  Teresa Nicolás.

Te puede interesar: 10 habilidades que debes tener para mantener y mejorar tu empleo

Habilidades blandas

Las habilidades conocidas como “blandas” serán la especialidad de este nuevo espacio en la Universidad Panamericana, por lo que la vicerrectora detalló cuáles de ellas son las que requieren mayor atención por parte de alumnos y nuevas generaciones de egresados ejecutivos:

1. Humildad: este concepto encierra dos extremos, particularmente en los egresados de universidades privadas: mientras algunos no están dispuestos a pagar el precio y empezar desde cero al ejercer, otros tantos llegan un poco asustados al campo laboral.

2. Comunicación: el Smart Center buscará desarrollar la comunicación que buscan las organizaciones, de acuerdo a las tres etapas que la componen: uno a uno (entre colaboradores o empleado-jefe), en pequeños grupos (para lograr un intercambio bidireccional y entender las necesidades de ese público) y la comunicación masiva(para llegar a grandes foros de forma efectiva).

3. Resiliencia: las nuevas generaciones, Millennials y Z, destacan por su poca tolerancia a la frustración, de acuerdo con la experta. Por ello, es importante contar con una asesoría que apoye a los estudiantes desde el momento de su ingreso, etapa en la que muchos sufren el cambio de preparatorias de mediana o baja exigencia a un sistema de licenciatura.

4. Procrastinación: la forma elegante de decir que todo lo dejan para el final. Otro de los objetivos del Smart Center será, precisamente, enseñar a los jóvenes a administrar sus tiempos y programar adecuadamente para no fallar.

5. Manejo de emociones: si los jóvenes viven emociones fuertes y muchas veces lo disimulan, entonces la universidad ofrece un programa para apoyar a aquellos que sufrieron un fuerte impacto emocional tras el terremoto del pasado 19 de septiembre, por ejemplo.

Vía: Entrepreneur

Artículos Relacionados